Exitosa instalación de bifurcación del cable submarino Venezuela-Cuba

Este artículo es de hace 9 años
Este miércoles 02 de febrero de 2011 se culminó exitosamente la instalación del punto de bifurcación en el Mar Caribe a través del cual, en una segunda fase, se podrán realizar conexiones con otros países caribeños como Haití y República Dominicana La Unidad de Bifurcación se instaló a una distancia aproximada de 817 Km, de la playa de Camurí, (sitio donde empezó la instalación del Cable submarino del Sistema ALBA I), asimismo se realizaron las pruebas de aterramiento marino, y de energía desde la estación de Camurí hasta el sitio de instalación, todas estas actividades se cumplieron con precisión y eficiencia, en los tiempos previstos en el cronograma del proyecto. Para esta actividad participaron desde la estación de Camurí y del Buque "Ile de Batz", técnicos de la empresa suministradora (Alcatel Shanghái Bell) y técnicos de la empresa Telecomunicaciones Gran Caribe S.A, adscrita al ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias. El mismo miércoles en horas de la tarde se continuó la instalación del cable submarino hacia la playa de Siboney en Cuba, en donde para la fecha ya se han instalado ocho repetidores en una longitud 863,60. Se tiene previsto que el buque francés, responsable de la instalación, llegue a las costas cubanas el 08 de febrero de 2011, según lo planificado en el cronograma de instalación del Sistema ALBA I. Posteriormente, el 11 de febrero desde la Playa de Aguadores del país caribeño saldrá el buque para instalar el segundo segmento de cable hasta Ocho Ríos, en Jamaica, donde quedará listo el 14 de febrero. La conexión permitirá fortalecer la integración de los pueblos latinoamericanos y también incrementar las capacidades de telecomunicaciones para tener mayor independencia científico-tecnológica. Asimismo, fortalecer la integración social, cultural y económica de los países latinoamericanos y El Caribe. El tendido de fibra óptica se inició el pasado sábado 22 de enero de 2011, momento en que el buque instalador partió desde la Playa Camuri, en el estado Vargas. El cable tiene una longitud de 1.630 kilómetros y su vida útil es de 25 años. Tiene una capacidad de 640 gigabytes, lo cual potenciará en 3 mil veces la capacidad actual de conexión de la isla con el exterior. La instalación del ALBA-I permitirá el desarrollo de los servicios de televisión, Internet, telefonía hasta imágenes, video, voz y datos, que contribuirán a mejorar la calidad de vida de los pueblos. Además, de reducir la vulnerabilidad de las comunicaciones entre Venezuela y Cuba con el resto del mundo, la ruptura del bloqueo sobre las comunicaciones impuesto a Cuba por Estados Unidos. Así como la reducción de la vulnerabilidad de las comunicaciones entre Cuba y Venezuela con el resto del mundo. Fuente: La Red

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.