Juzgan a un santero cubano por abusar en España de tres de sus clientas

Este artículo es de hace 9 años
Un tribunal de Valencia juzga desde hoy a un santero cubano acusado de abusar sexualmente de tres de sus clientas y de violar a una de ellas durante un ritual religioso desarrollado en esa ciudad del este de España. En una vista celebrada hoy en la Audiencia de Valencia, scar H.G., de 41 años, aseguró ser "babalao sacerdote'' del Oráculo de Ifá -un cargo importante de la religión santera- y subrayó que las demandantes acudieron a él "para resolver sus problemas''. En contra de lo que afirman las demandantes, una de ellas en paradero desconocido, H.G. sostuvo que no las tocó, y que "una deuda'' con el novio de una de sus víctimas pudo motivar la denuncia. El fiscal pide para el acusado 22 años de prisión por los delitos de violación y abuso sexual, y otros dos de agresión sexual. El fiscal también quiere se le imponga al santero la imposibilidad de acercarse a menos de 300 metros ni de comunicarse con las denunciantes en nueve, doce y quince años, según el caso, aunque ya cuenta con una orden de alejamiento de dos de ellas. En diciembre de 2007 y después de realizar ritos de naturaleza espiritual, el procesado, aprovechando el poder que su cargo religioso le otorgaba sobre sus seguidoras y empleando la fuerza, metió a una de sus clientas desnuda en una bañera diciéndole que los santos apuntaban que así debía hacerse, según el Ministerio Público. Luego, enfadado por el rechazo de la mujer, la amenazó asegurándole que todo le iba a ir mal si no mantenía relaciones sexuales con él y la violó, de acuerdo con el fiscal. Según denunció otra mujer, en diciembre de 2009 el santero la agredió sexualmente cuando, con el pretexto de un ritual de baño con frotamiento de huevos de gallina, la ‘‘toqueteó''. Asimismo, en enero de 2010 trató de abusar de esa mujer, a pesar de su negativa. Una tercera denunciante aseguró que ese mismo mes el procesado, tras una cena de conocidos, aprovechó su poder como sacerdote y que ella había ingerido alcohol para comenzar a tocarla diciendo que se quería acostar con ella, hecho que finalmente consumó. En la vista celebrada hoy, dos de las demandantes reiteraron sus denuncias ante el tribunal, aunque incurrieron en algunas contradicciones y aseguraron no recordar algunos episodios de los supuestos abusos. La tercera mujer no acudió a declarar, por lo que se suspendió el juicio hasta que las autoridades judiciales den con ella y pueda declarar ante el juez. El acusado reiteró en que las tres mujeres son amigas y que le denunciaron por "una deuda''. ''Acudieron a mí -agregó el santero- para solucionar sus problemas. Ellas se conocen. Son traficantes, se conocerán de eso. No las he agredido sexualmente, todo es fruto de la venganza por una deuda''. Fuente: El Nuevo Herald

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.