Aroldis Chapman se ve más cómodo con los Rojos ahora

Este artículo es de hace 9 años
Su eterna sonrisa pretendía ocultar su tensión ante el reto. Hace un año atrás, el entusiasta pianista Dayramir González se disponía a viajar a México para enfrentar uno de los más grandes desafíos de su corta e intensa carrera musical: aspirar a una beca en una de las principales instituciones mundiales del jazz, el Berklee College of Music, de Boston. Seguí a distancia la aventura mexicana del director de Habana enTrance, en la que contó con el apoyo de mi ilustre colega Blanche Petrich, y de la cual emergió victorioso entre muchos concursantes. En el otoño del 2010, Dayramir viajó a Estados Unidos. Era el primer cubano radicado en Cuba que empezaba estudios en ese exigente y prestigioso centro. Ahora, por vía del correo electrónico, me relata una experiencia inédita, solo comparable con la del trompetista Yasek Manzano en la Julliard de New York. En ese texto, Dayramir expresa: "Muchas cosas han pasado desde mi llegada a Estados Unidos un cambio radical desde el punto de vista cultural, climático, musical, social y político". Él sentía que le prestaban especial atención, pero es de los que no temen a la presión y se adaptó rápido, aunque no fue fácil. Comenta que el idioma al principio fue un serio escollo. Yo sabía que él entendía y podía expresarse en inglés pero resultó difícil "cuando tenía que tomar clases y el profesor hablaba super rápido y había que tomar notas en el aire ". Acabado de llegar y sin aviso previo le sometieron a un examen muy completo ("placement auditions") que abarcaba armonía, solfeo auditivo, instrumento y arreglos. Es una prueba que consta de 100 preguntas y, a partir de las que puede responder, el alumno es ubicado por categorías, de la 1 (la más sencilla) a la 4 (la más compleja). El joven instrumentista y compositor precisa: "Como en Cuba recibimos muy buena preparación, entré directo en todas las materias en el nivel 4. Adelanté varios años desde mi primer semestre." Dayramir está recibiendo clases de muchas cosas: bebop, líneas de jazz, acordes, transcripciones, armonía modal, arreglos para 4, 5 y 6 metales, y hasta clases de ingeniería de sonido y producción musical. Cada sesión es una clase magistral. Los profesores, en su rama, son personalidades, que han escrito libros y métodos de enseñanzas para la escuela. Desde que está en Berklee ha tocado, entre otros, con los baterías Raúl Pineda, Jimmy Brandly e Ignacio Berroa, el estelar saxofonista Greg Osby, Larry Harlow, pianista de la Fannia All Star y la leyenda latina Eddie Palmieri. En junio próximo, después de ocho meses estudiando en Berklee, Dayramir planea hacer un concierto en La Habana. Su sonrisa, optimismo, deseos de aprender y seguir siendo cubano de Cuba le acompañarán. Fuente: Granma

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985