Leyenda del béisbol cubano cumplirá 100 años de vida

Este artículo es de hace 9 años
Marrero recibirá el homenaje, no solo por su larga trayectoria deportiva, 367 victorias y 178 derrotas en dos décadas de actuación, sino por su dedicación a preparar a jóvenes lanzadores en la pelota cubana. Este 25 de abril el lanzador cubano Conrado Marrero, mejor conocido como “El Guajiro de Laberinto” o “El Premier” arribará a los 100 años de edad y pasará a convertirse en el más viejo exjugador vivo de las Grandes Ligas estadounidenses, tras el fallecimiento el pasado 8 de febrero del norteamericano Anthony (Tony) Frances Malinovsky. En estrevista con Prensa Latina, desde su residencia cercana al capitalino Estadio Latinoamericano, reconoció que nunca pensó en integrar el club de los 120 años, movimiento que se desarrolla en su país. Marrero debutó como pelotero amateur en 1938, cuando tenía 27 años, trabajó en cinco series mundiales amateur y fue elegido el más valioso en la de 1940 ganada por Cuba, logrando en apenas 8 temporadas 139 éxitos contra 46 reveses. A pesar de su llegada a las Grandes Ligas a la edad de los 40, logró  durante cinco años (1950-1954) 39 victorias y 40 derrotas con los Senadores de Washington dejando balance positivo en ese conjunto durante esas temporadas. El exlanzador tiene en sus máximos logros tres juegos sin permitir hit ni carrera, y 42 sin que le pisaran el home play. Al dejar el juego activo en 1958, Marrero se unió a quienes cuatro años después se dedicaron a potenciar el béisbol aficionado cubano, luego de la eliminación del profesionalismo y por su labor meritoria obtuvo el título de Héroe del Trabajo de la República de Cuba, otorgado por el Consejo de Estado. Destacó que la base de sus logros en las Gransdes Ligas se debío al control del slider, algunas rectas y algunas curvitas por encima del brazo, teniendo como anécdota haber ponchado a Ted Williams, uno de los mejores bateadores de las Grandes Ligas. “Tiraba en la esquina de afuera y los bateadores se ponchaban”. Creo, añadió, que no hacen falta distintos lanzamientos para dominar a un bateador. Ahora que se acerca al centenario, Marrero se encuentra en buen estado de salud, afirma estar bien, pero sin visión, y asegura no tener corazón, porque no se siente nada en el pecho y se pasa la mano derecha por el lado izquierdo. Con motivo de hacer reconocimiento, Conrado Marrero recibió El Premier o a El Guajiro del Laberinto durante el reciente Juego de las Estrellas del torneo beisbolero cubano. Fuente: Correo del Orinoco

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985