Culmina su visita a Cuba el hombre más alto del mundo

Este artículo es de hace 9 años
En la noche de ayer tras cuatro intensas jornadas durante su visita a nuestro país se despidió de los cubanos el turco Sultán Kosen, proclamado por la más reciente edición de los Record Guinnes como el hombre más alto del mundo. Kosen llegó el pasado viernes a Cuba invitado por la Fundación Cuba-Amore, una organización dirigida por el holandés Bobby Ristov, quien ha dicho en reiteradas ocasiones ser un profundo enamorado de Cuba y los cubanos. Según declaraciones de un miembro del equipo que acompaña a Kosen y que prefirió no ser identificado, “esta iniciativa era un regalo que Cuba-Amore estaba preparando a nuestro pueblo desde hacía más de un año”. Por su parte, como una genuina manera de entrar en contacto con el pueblo y la realidad cubana, Sultán emprendió un programa de actividades por la capital donde pudo disfrutar y retratarse con curiosos y admiradores en la Punta del Malecón habanero, en el complejo Morro-Cabaña, y en la “Plaza de las palomas” del casco histórico de la Habana Vieja. De igual forma su esbelta figura se hizo notar el pasado fin de semana en el Museo del Ron, donde recibió de parte de especialistas de esta entidad una detallada explicación del proceso de elaboración del ron “Havana Club” en la isla. Como parte de este recorrido Sultán también visitó el restaurante “El Aljibe”, la casa de modas “La Maison”, la explanada de la Plaza de la Revolución, así como el Estadio Latinoamericano, donde tuvo la oportunidad de presenciar un partido entre las selecciones de Industriales y Villa Clara, todo un clásico del béisbol cubano. Uno de los momentos más significativos de este recorrido fue la visita que Sultán realizara a la escuela primaria Cesaría Fernández del municipio de Playa, donde fuera recibido por su Directora Miriam Bacallao, quien le preparó una jovial acogida regalándole un maravilloso espectáculo danzario interpretado por los propios alumnos de esa entidad educativa. Durante su visita a Cuba, Sultán Kosen expresó en varias ocasiones su agradecimiento con el pueblo cubano por la cálida acogida que se le brindó en nuestra patria. Sultan Kosen (Cerca de Mardin, Turquía, 10 de diciembre de 1982) es oficialmente, el hombre más alto del mundo, tras haber sido coronado como tal durante la presentación en Londres del Libro Guinness de los Récords 2010. Tiene un problema en la espalda por lo que no puede erguirse totalmente. Un técnico del Galatasaray le encontró en un pequeño pueblo en la frontera de Turquía con Iraq. Medía 2,42 m y tras la operación que se le realizó mide 2,47 m. Quería hacer de Kosen un jugador de baloncesto profesional con el Club Galatasaray hasta que una lesión de espalda le obligó a retirarse. También posee las manos y los pies más grandes del globo, de 27,5 y 36,5 centímetros respectivamente, una “gran” complexión física que en ocasiones le ha jugado malas pasadas. En este sentido, el turco ha confesado que las mujeres “se asustan al verle… Me gustaría poder casarme algún día”, afirmó en una ocasión. Asimismo una vez afirmó que algunas acciones habituales como entrar en un coche, hacer la compra, vestirse o dormir a pierna suelta se han convertido para él en auténticos quebraderos de cabeza debido a su extraordinario tamaño. Kosen creció como cualquier otro niño hasta los diez años, cuando un tumor en la glándula pituitaria le provocó una enfermedad conocida como “gigantismo pituitario” que descontroló su ritmo de crecimiento. Hace un año, el nuevo “hombre récord” fue intervenido quirúrgicamente para extirparle el tumor, tras lo cual su cuerpo dejó de crecer de forma incesante. “Lo bueno de ser tan alto es que puedo ver a la gente desde muy lejos y puedo cambiar fácilmente las bombillas y descolgar las cortinas” bromeaba una vez Kosen. (Tomado de Wikipedia) Fuente: CubaDebate

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985