La Hermandad del Cristo de los Afligidos se adhiere al Día Mundial de la Poesia

Este artículo es de hace 9 años
Aprovechando que el 21 de marzo ha sido declarado como ‘Dia Mundial de la Poesía’ ( El Día Mundial de la Poesía (World Poetry Day) es tributo a la palabra poética propuesto en el año 2001 por la Unesco), la Hermandad del Cristo de los Afligidos, que este año de 2011 celebra el 100 aniversario del fallecimiento del padre Luis Navarro, primer párroco que tuvo el templo Nuestra Señora del Rosario cuando pasó de ermita a tener la consideración de parroquia, no ha dudado en aportar su granito de arena a esta realidad cultural y ha colocado cinco poemas. Para ello ha tenido en cuenta la ayuda que, a través de su Lucha Solidaria, presta desde hace ya unos años esta Entidad del Cañamelar a la iglesia de Cuba y, en particular a los proyectos sociales que lleva a término el obispo emérito de Holguín, Monseñor Héctor Luis Peña por lo que de esos cinco poemas, dos llevan la firma de reconocidos poetas cubanos. Nos referimos a Dulce María Loinaz y a José Martí. Otro, imprescindible en esta selección poetica, al tratarse de un poeta del barrio, estamos hablando de Vicente Gallego, también está representado en esta muestra. Desde la Hermandad, inmersa ya en los preparativos de la inminente Semana Santa, se ha querido hacer este esfuerzo porque “entendemos que la poesía tiene mucha relevancia y más si entroncamos nuestro servicio en la poesía religiosa. Una poesia, unos poemas, unos poetas que son precisos que el gran público los conozca y los admire por lo que hacen y, sobre todo, por lo que contribuyen con este ‘arte’ a crear una sociedad más humana. De momento esa es nuestra colaboración lo que no quiere decir que sea definitiva pues podemos ir a más y hacer algún esfuerzo en este sentido. Ahora lo inmediato, lo presente, son esos cinco poemas que ya lucen en la puerta del Local Social de la Hermandad para que puedan ser leídos por todo aquel que pasea o anda por la calle José Benlliure. La Crucifixión Al llanto y a la súplica insensible el pueblo goza en su furor malvado viendo a Cristo morir crucificado en medio de tormento indescriptible. Al consumarse crimen tan terrible su luz apaga el sol horrorizado, ábrense los sepulcros y rasgado, cae el velo del templo inmarcecible, vacilan las montañas con estruendo a los verdugos míseros haciendo que arrepentidos a la cruz se abracen. La tierra por venganza a Dios clamaba mientras Cristo muriendo sollozaba: ¡Perdónalos… no saben lo que hacen! (Dulce María Loinaz) CANTO RELIGIOSO La fatiga y las sábanas sacudo: Cuando no se es feliz, abruma el sueño Y el sueño, tardo al infeliz, y el miedo A ver la luz que alumbra su desdicha Resístense los ojos,-y parece No que en plumones mansos se ha dormido Sino en los brazos negros de una fiera. Al aire luminoso, como al río El sediento peatón, dos labios se abren: El pecho en lo interior se encumbra y goza Como el hogar feliz cuando recibe En Año Nuevo a la familia amada;- Y brota, frente al Sol, el pensamiento! Mas súbito, los ojos se oscurecen, Y el cielo, y a la frente va la mano Cual militar que el pabellón saluda: Los muertos son, los muertos son, devueltos A la luz maternal: los muertos pasan. Y sigo a mi labor, como creyente A quien unge en la sien el sacerdote De rostro liso y vestiduras blancas- Practico: En el divino altar comulgo De la Naturaleza: es mi hostia el alma humana. José Martí (poeta cubano) Fuente: Padrenuestro.net

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985