Fallece en Cuba Carlos García-Nieto, dirigente de UPyD en la provincia

Este artículo es de hace 9 años
"Nos dijo que se iba a Cuba a hacer fotos con una amiga suya, a ver quién de los dos lograba capturar mejor el alma de la isla. Al final la isla se ha quedado con las dos almas". Visiblemente emocionada, Mayte Olalla, cabeza de lista de la formación Unión Progreso y Democracia en la capital granadina, confirmaba así, ayer por la tarde, la triste noticia de que su compañero de partido Carlos García-Nieto Garnica había fallecido un día antes en un accidente de circulación en el país caribeño. Fue un terrible choque frontal en una carretera próxima a la ciudad de Pinar del Río. Un vehículo en el que viajaban cuatro personas se saltó la mediana y chocó frontalmente contra el coche en el que iban Carlos, su amiga y otras dos personas. El impacto tuvo que ser brutal, porque murieron los ocho implicados en el accidente. Carlos García-Nieto tenía 57 años. Era ingeniero industrial y su vida profesional la había pasado fundamentalmente en la fábrica de pólvora de El Fargue, donde ocupó cargos directivos. Se había prejubilado y dedicaba su tiempo a la fotografía, su gran pasión (ya había hecho varias exposiciones y estaba preparando otra, sobre pies) y, desde el año 2009, también a la política. Entró a formar parte de UPyD, formación en la que era secretario de Política Municipal. "Se volcó en el proyecto desde el principio, fue el principal artífice de nuestro programa electoral y también colaboró en el de otras ciudades y hasta en el regional", recordó ayer Mayte Olalla, a la que precisamente García-Nieto presentó oficialmente como candidata a la Alcaldía de Granada. Lo definió como un hombre "ecuánime, sosegado, siempre dispuesto a mediar en cualquier conflicto, una persona que aportaba mucho equilibrio", y mencionó también que no quiso formar parte de la lista electoral de Granada para no tener que competir con su hermano José Manuel, concejal del PP y delegado de Movilidad y Comercio en el Ayuntamiento de Granada. José María García-Nieto fue informado el miércoles por la tarde de la triste noticia y se desplazó de inmediato a Cuba. Carlos García-Nieto estaba separado y tenía una hija, de 31 años. Pero no sólo ella siente ahora el vacío de su ausencia. Varios dirigentes provinciales y regionales de UPyD con los que habló ayer este periódico coincidieron en que se ha ido un hombre grande, una persona a la que hubieran querido conocer más en profundidad. Fuente: GranadaHoy.com

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985