Libreta de abastecimiento no se quitará de golpe

Esta noticia es de hace 9 años
La supresión de la libreta de abastecimiento, asunto que provocó la mayor cantidad de intervenciones de los participantes en el debate de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, no es un fin en sí mismo ni una decisión aislada, sino una de las principales medidas que se aplicarán con el objetivo de erradicar las profundas distorsiones existentes en el funcionamiento de la economía y la sociedad en su conjunto. Lo anterior fue expresado por el General de Ejército Raúl Castro, segundo secretario del Partido Comunista de Cuba, al presentar el Informe Central del VI Congreso. Raúl sostuvo que una medida de esa naturaleza no puede hacerse de golpe, sin crearse previamente las condiciones, lo que se traduce en otras medidas económicas que se tomarán para aumentar la eficiencia y productividad del trabajo y garantizar niveles de producción y servicio con calidad y accesibles a todos. La existencia de la canasta familiar normada, introducida en los años 60 con una vocación de igualdad, ahora contradice en su esencia el principio de distribución socialista: De cada cual según su capacidad, a cada cual según su trabajo. El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros hizo referencia a lo que planteó el Comandante en Jefe Fidel Castro durante la lectura del Informe Central del Primer Congreso del Partido en diciembre de 1975, cuando reconoció que entre los errores que se tuvieron en la conducción de nuestra economía estuvo el desconocimiento de leyes económicas objetivas que no debemos ignorar. El problema al que nos enfrentamos, insistió Raúl, no es de concepto, sino que radica en cómo, cuándo y con qué gradualidad eliminaremos este instrumento de distribución que le ha brindado alimentos básicos, altamente subsidiados, a los más de once millones de cubanos. Las opiniones en torno a lo que resume el lineamiento 162, sobre la libreta de abastecimiento y su eliminación, han derivado en un amplio abanico de sugerencias que van desde los que sugieren suprimirla de inmediato, hasta los que se oponen a su eliminación y proponen agregar a los productos normados hasta los artículos industriales. Otros, sin embargo, opinan que aquellos que no estudian ni trabajan no deberían disfrutar de los beneficios de este sistema de racionamiento, al que, según piensan no pocos, deberían renunciar voluntariamente los que perciben mayores ingresos. Fuente: Cuba.cu

Esta noticia es de hace 9 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.