Un inventor de Cuba crea herramientas agrícolas con residuos

Este artículo es de hace 9 años
Un hombre solitario atraviesa lentamente un campo sembrado de maíz en Cuba, sujetando en su espalda un improvisado equipo de fumigación que al presidente Raúl Castro le gustaría. El cubano Yolando Pérez Báez muestra su último invento agrícola, que incluye finas piezas que forman una especie de araña para la aplicación de plaguicidas a lo largo de seis filas de cultivos en lugar de una sola hilera que pudiera realizar como fumigador habitual con su mochila a la espalda. Pérez dijo que tendría que caminar con su mochila ocho kilómetros y tardar seis horas para terminar de fumigar el campo. El nuevo equipo le permite hacerlo en una hora y caminar poco más de un kilómetro. En otras palabras, la invención encaja perfectamente con el empeño de Castro de recortar los presupuestos para las importaciones de alimentos impulsando una agricultura más eficiente y productiva. Más de cinco décadas de revolución, la necesidad y el aislamiento que la han acompañado, han hecho de los cubanos unos expertos en la improvisación y la construcción de equipos algo excéntricos como el que ha desarrollado Pérez, de 47 años. Usando piezas obtenidas en vertederos de basura locales y que en tono de broma le llama su "almacén", Pérez construyó un equipo primitivo de fumigación de pesticidas y echó a andar una maquinaria de riego para ganar velocidad en la cosecha de patatas. Incluso lleva un sombrero de su propia creación que le protege la cara del sol, aunque parece una mezcla entre un sombrero de un campesino chino y algo extraterrestre. No se trata de creaciones de alta tecnología, pero como muchas otras cosas en Cuba, es simple y funcional, con raíces de sentido común y la necesidad de conformarse con las herramientas que están disponibles. No se elimina la mano de obra que domina la vida agrícola en Cuba, pero el equipo la reduce. Su motor de arranque es un estudio de elegante simplicidad y está dirigido a resolver en un país donde el equipamiento pesado tiende a ser anticuado y frecuentemente en busca de partes y piezas que son costosas y difíciles de conseguir. MOTORES ROTOS "Por lo menos en este municipio, el 80 por ciento de los motores no tienen batería, no tienen motores de arranque. Es lo primero que se rompe, hay que comprarlo en el mercado exterior, que es muy difícil, muy costoso", dijo a Reuters. Así, Pérez que es un ingeniero agrónomo que usa ropa de trabajo manchada como si fuera un hombre que pasa mucho tiempo en el taller, desarrolló un equipo que sirve para extraer crudo desde un pequeño pozo utilizando un gran peso. El agrónomo ha vendido ocho de los aparatos por alrededor de 100 dólares (67 euros) cada uno. Uno de sus clientes, Jorge Suárez, alabó la máquina después de que empezó con un motor diesel para su sistema de riego. "Si nosotros no inventamos lo que inventamos entonces si estaríamos en mala situación porque imagínate. Mira si este hombre (Yolando) no inventa esto no sé (que podríamos hacer)", dijo. Se dice que la necesidad es la madre de la invención, pero Pérez dijo que era algo diferente. "Lo fundamental es encontrarse con el problema", dijo Pérez, que trabaja en la cooperativa agrícola "Primero de Mayo", a unos 56 kilómetros al oeste de La Habana. Bajo las reformas emprendidas por Castro, los agricultores están haciendo buen dinero, dijo el presidente de la cooperativa José Miguel González. Sin embargo, los agricultores solo gastan en nuevos equipos cuando están convencidos de que funcionan. Pérez tiene otras máquinas para el trabajo, incluyendo un sistema de rociadores rotatorios. "Entonces, con un poquito que ponga yo por aquí y otro poquito que ponga otro cubano por allá, la economía va creciendo. Lo que hay que hacerle es caso a esos poquitos, porque aunque parece que son insignificantes, si se suman es bastante", agregó. Fuente: Qué.es

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.