Concierto Bolt, con recitales de Cuba en París

Este artículo es de hace 9 años
Paraliza los estadios, se la pasa de bromas hasta que llega el momento del pistoletazo de arrancada: se llama Usain Bolt y es el gran solista del atletismo mundial. Sólo que en esta oportunidad, en el Meeting Areva de la Liga Diamante en París, también hubo recitales de altura por dos cubanos, Dayron Robles y Yargelis Savigne, sin olvidar al panameño Irving Saladino. En síntesis, los mejores instrumentistas de la jornada fueron de América Latina y el Caribe, con el "relámpago" jamaicano Bolt a la cabeza para confirmarse como imbatible hoy en los 200 metros planos sin demasiado esfuerzo (20,03 segundos). Se puso las manos en el rostro, luego pidió silencio en una demorada salida por razones técnicas. Como gran estrella paseó la distancia aunque el jovencito francés Christophe Lemaitre sacó a relucir su garra y fue segundo con 20,21. "El público aquí se pone muy inquieto. Hay que tener calma. Miren que serio estaba Lemaitre, el muchacho es bueno y se le ven cualidades para el futuro", declaró Bolt a la prensa instantes después de terminar su show con música y todo. Embolsados 300 mil dólares por su participación en el Meeting Areva, el monarca olímpico y recordista del mundo en 100 y 200 metros lisos, aparece ya excedido en protagonismo y por deseo propio, sino por el negocio al estilo de estrella de rock. Más discreto e igualmente con enorme carisma, Robles se hizo respetar ante un público que lo admira en su condición de titular olímpico y plusmarquista del orbe. Se impuso al norteamericano David Oliver, quien este año posee el mejor crono de los 110 metros con vallas con 12,94 segundos. Ambos registraron esta noche 13,09 en la nueva pista Mondo del Stade de France de Saint-Denis, "porque en general no hicimos una buena carrera pero la cosa se está poniendo caliente", indicó el cubano, otro habitual bromista. Para los grandes escenarios, Yargelis Savigne regaló un 14,99 metros en su cuarto triple salto, cota mayor del 2011 y renunció a los otros dos intentos por una ligera molestia en un dedo. Suficiente para confirmar como reina universal de la especialidad. El panameño Irving Saladino, cinturón olímpico de Beijing en salto de longitud, sufrió la presión de los británicos Chris Tomlinson (8,35) y Greg Rutherford, pero en el quinto estirón marcó 8,40 para rematar el éxito. Una trinitaria, Kelly-Ann Baptiste, quebró el hechizo jamaicano de Veronica Campbell-Brown y Keron Steward al vencer en los 100 metros lisos con 10,91 segundos. Algo similar ocurrió en los 400 metros con vallas, cuando sorprendió la checa Zuzana Hejnova (53,29 segundos) a la jamaicana Kaliese Spencer. Fuente: Prensa Latina

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985