Nicolás Guillén en su 109 natalicio

Este artículo es de hace 9 años
Varios aniversarios envuelven este año la vida y obra del Poeta Nacional de Cuba, Nicolás Guillén. Este 10 de julio se cumplen 109 años del natalicio del bardo en su Camagüey, y 20 de la fundación que lleva su nombre; y como si fuera poco, llega a los seis decenios "El apellido", poema en el cual  exhibe su condición de mestizo de sangre africana y esclava, y cuestiona lo oculto en  el patronímico,  impuesto "desde la escuela y aun antes. desde el alba." Para celebrar el nacimiento de esa antológica pieza, la Fundación Nicolás Guillén prepara una edición masiva del texto, ubicado dentro de las elegías guillenianas, y poseedora de un fuerte aliento identitario. "¿Es mi nombre, estáis ciertos?" pregunta en el poema el autor de Sóngoro cosongo, dudando si quienes bautizaron a sus abuelos conocieron su "sangre navegable" y su "geografía llena de oscuros montes." En esos versos, el también fundador y presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), plantea un problema de desarraigo y mutilación cultural que podría parecer caduco, pero cuando se mencionan razas en Cuba y el mundo,  se habla en presente. Por ese motivo la Fundación, en su arribo a las dos décadas de existencia, presta especial atención a la celebración del 2011 como Año de los Afrodescendientes, y junto a la UNEAC, planea la realización de un coloquio sobre el tema, que tendrá lugar los días 26 y 27 de octubre próximo. La institución, que vela por el fondo documental y la biblioteca personal de Nicolás, prevé también para este año, la publicación de una edición crítica de sus elegías e incluye ilustraciones de destacados pintores contemporáneos cubanos, como una apuesta por la socialización de la riqueza que atesora. Dentro de ese mismo espectro, se homenajeará al cantante cubano Ignacio Villa,  Bola de Nieve, quien fuera amigo personal de Guillén e intérprete inigualable de algunas de sus obras más conocidas, en el ritmo en que quizás fueron concebidas. Creada en 1991, la Fundación que preside Nicolás Hernández, sobrino nieto del poeta mulato, realiza una destacada labor de preservación e impulso a la indagación y difusión de la obra literaria del prestigioso intelectual criollo. Atiende, además, una sala-museo con objetos personales e históricos del escritor de "Tengo", así como también obras de arte, ejemplares de sus textos y materiales documental e iconográfico que le pertenecieron. En este 2011 será esa institución la encargada de hurgar en los escenarios populares que regularmente atiende, y redescubrir allí el espíritu de uno de los más grandes creadores cubanos nacidos en el pasado siglo. Fuente: Pprincipe.cult.cu

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.