Dayron Robles choca con una valla y pierde invicto en temporada al aire libre

Este artículo es de hace 9 años
El cubano Dayron Robles, campeón olímpico y recordista mundial de los 110 m con vallas, chocó con una valla y perdió el invicto en la temporada al aire libre, durante la reunión de atletismo celebrada en Barcelona, España. Según despachos cablegráficos, Robles venía dominando la carrera del viernes delante del británico Andrew Turner, pero al parecer su exceso de confianza le hizo tropezar con el séptimo de los 10 obstáculos, para llegar último a la meta con 14,93 segundos. “Las equivocaciones cuestan caro y eso se paga. Iba tranquilo, no pasaba nada en la carrera y ha sido una lástima, porque iba rápido y podía hacer un buen tiempo. Pero cambié el ritmo y en este tipo de carreras no te puedes confiar con la valla, porque cuesta caro”, reconoció Robles a la prensa. Con este revés, Robles pierde el invicto en la temporada al aire libre, después de ocho victorias, en la parte final de su preparación con vista al Mundial de Daegu, Corea del Sur, en agosto-septiembre. Los cubanos esperaban un buen tiempo del astro en Barcelona, pues hace unos días después que venció a su gran rival, David Oliver, había dicho que ya era hora de ponerle mayor seriedad a sus carreras, en clara alusión a buscar bajar de la barrera de los 13.00 segundos. Ante el revés de Robles, la pertiguista Yarisley Silva se erigió en la gran figura de Cuba en la ciudad catalana, al llevarse el oro y destrozar su propio récord nacional, con un brinco de 4,66 m, mejorando con creces su 4,60 de este mismo año en el Grand Prix de Rio de Janeiro. Ese resultado la colocó como la novena mujer del mundo en la especialidad. Otras cubana que destacó en Barcelona fue la balista Misleydis González, quien consiguió su mejor resultado del año con 19,04 m, al tiempo que Wilfredo Martínez fue cuarto en salto de longitud largo (8,11 m) y el discóbolo Jorge Fernández concluyó quinto (63,34). La actuación más pobre de los cubanos corrió a cargo del laureado triplista Yoandri Betanzos, quien culminó séptimo en su prueba con un muy discreto 16,37 m. Pese a los contrastes de la reunión de Barcelona, el atletismo cubano sigue demostrando en Eruopa que se codea con la élite y que es uno de los deportes que goza de mejor salud en el país y que tiene potencialidades para alcanzar medallas en el Mundial de Daegu e imponerse en los Panamericanos de Guadalajara, en octubre. Fuente: Radio Habana Cuba

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.