Familia de Alan Gross pide a Raúl Castro liberación del contratista condenado a 15 años en Cuba

La familia del contratista estadounidense Alan Gross pidió este viernes al presidente de Cuba, Raúl Castro, que lo libere “inmediatamente por razones humanitarias”, luego de que la Corte Suprema de Justicia le ratificó la condena a 15 años de prisión.


Este artículo es de hace 9 años
La familia del contratista estadounidense Alan Gross pidió este viernes al presidente de Cuba, Raúl Castro, que lo libere “inmediatamente por razones humanitarias”, luego de que la Corte Suprema de Justicia le ratificó la condena a 15 años de prisión. “Ahora, más que nunca, hacemos un llamado a los dos países a resolver diplomáticamente su disputa sobre las actividades de Alan, y pedimos al presidente Raúl Castro liberarlo inmediatamente por razones humanitarias”, según una declaración enviada desde Washington a la AFP en La Habana por el abogado Peter Kahn. El abogado estadounidense afirmó que aunque a la familia no sorprendió el fallo, está “absolutamente” decepcionada y “desconsolada por la decisión, pero se mantiene esperanzada en que pueda haber una solución diplomática del caso”. “Tras haber pasado 21 meses en una cárcel de Cuba, Alan y su familia han pagado un enorme precio personal en el largo conflicto político entre Cuba y Estados Unidos”, añadió. La familia y el abogado calificaron de una tragedia que Gross haya sido condenado “por sus esfuerzos por mejorar el acceso a internet para la comunidad judía en Cuba”. Gross, de 62 años y arrestado en diciembre de 2009, fue condenado por “actos contra la independencia o la integridad del Estado” en un juicio realizado el 12 de marzo, y tras la vista del recurso de casación el pasado 22 de julio sólo le queda la posibilidad del indulto. Según la justicia cubana, Gross introdujo al país “de manera ilegal, medios de infocomunicaciones para crear redes internas, como parte de un programa del Gobierno de Estados Unidos dirigido a promover acciones desestabilizadoras en el país y a subvertir el orden constitucional”, añadió. Estados Unidos reconoce a Gross como empleado de la empresa Development Alternatives, contratada por la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) del Departamento de Estado, pero sostiene que suministraba celulares y equipos a grupos judíos para ayudarles a comunicarse con el exterior. La familia y Washington arguyen razones humanitarias pues Gross ha perdido unos 45 kilos y encara una dura situación personal. Fuente: EL Nuevo Herald

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.