Alexei Ramírez aporta 2 al triunfo de los Medias Blancas sobre los Reales

Este artículo es de hace 9 años
La soprano cubana María Aleida descolló entre los jóvenes alumnos de la Academia Rossiniana que se exhibieron en la ritual ejecución de fin de curso del “Viaje a Reims” en el XXXII Festival Rossini de Pesaro (ROF). Opera dificilísima, cuyo manuscrito fue encontrado casualmente hace unos 30 años en Roma, y desde entonces devenido símbolo del renacimiento rossiniano, “El viaje” es una cantata celebrativa en honor de la coronación de Carlos X como rey de Francia en junio de 1825. La obra, una sucesión de acrobacias belcantistas para una quincena de cantantes, resulta ideal para que los alumnos -bajo la guía y selección de Alberto Zedda, director artístico del ROF- prueben en público sus condiciones para ingresar en el competitivo mundo de la lírica. De año en año, de aquí salen los cantantes que pueblan la cartelera del Rossini Opera Festival, como la media docena que se reparten los roles estelares de esta 32a. edición. De los diez personajes principales, el más difícil es el de la condesa de Folleville, protagonista de una larguísima aria, “Partir, o ciel! dessio”, que resulta un pasaporte al estrellato para la cantante llamada a interpretarlo. María Aleida no fue excepción y registró la mayor cantidad de aplausos, entre un grupo destacado de cantantes como la mezzosoprano italiana Adriana Di Paola, la soprano rusa Elena Tsallagova y la soprano española Carmen Romeu. “Dejé mi país a los 14 años junto a mi familia y me mudé a Venezuela, donde todavía ellos viven, para ir a estudiar a la Academia de Arte Vocal de Filadelfia los últimos dos años. Pero mi país sigue siendo Cuba a pesar de los lazos de afecto que me unen a estas dos naciones en las que me formé y me estoy formando”, dijo a ANSA la cantante. Aleida es la primera latinoamericana con papel protagónico en este “Viaje” que desde el 2001 sirve de ensayo de fin de curso de la Academia. Además la única cubana que ha pisado el ROF en 32 años de historia. Desde esta puerta abierta al mundo de la lírica María Aleida no ve por el momento más que un año de lecciones en Filadelfia: pero dentro de dos años el ROF presenta por primera vez “Aureliano” y es casi una tradición del festival contratar enseguida a toda cantante que se haya lucido en el papel de la condesa de Folleville. Además de Rossini, María Aleida sueña con afrontar el repertorio francés: “Me gustaría cantar la Olimpia de ‘Los cuentos de Hoffmann’ de Jacques Offenbach así como la ‘Lakmé’ de Léo Delibes o la Ofelia de ‘Hamlet’ de Ambroise Thomas”. “Pero lo que realmente quiero es llevar mi canto a todas las personas que me quieran oír y siento que tengo algo muy lindo dentro que quisiera expresar y le pido a Dios que me permita hacerlo” concluyó. En cuanto a las voces masculinas, cabe señalar al tenor italiano Giorgio Misseri, al tenor turco Caner Akin, el barítono Andrea Vincenzo Bonsignore y el bajo italiano Matteo D’Apolito. La novedad de la velada fue el debut en el podio orquestal de una mujer, la primera en 32 años del ROF, la jovencísima china Yi-chen Lin, que de virtuosa de violín ha pasado desde 2004 a la dirección orquestal. Fuente: ANSA

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.