El cubano Gerardo Hernández, espera el Hábeas Corpus

Este artículo es de hace 9 años
Poco tiempo queda para que expire el plazo a la presentación del recurso de Habeas Corpus, interpuesto por el antiterrorista cubano Gerardo Hernández, a quien Washington le niega el derecho a ser escuchado ante la justicia.   El anterior 25 de abril, la fiscal Caroline Heck Miller en nombre del gobierno de Estados Unidos solicitó al tribunal federal de Miami rechazar la apelación extraordinaria del luchador cubano, condenado sin pruebas a dos cadenas perpetuas. Gerardo Hernández permanece en prisión desde 1998, al igual que Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González y René González, por alertar a Cuba sobre planes terroristas fraguados contra su país desde el sur de la Florida. Fue recluido en reiteradas ocasiones en celdas de máximo aislamiento sin cometer indisciplina alguna, y está solicitando el derecho básico a que se escuchen sus argumentos y se muestren las supuestas pruebas existentes contra él. Recientemente ha salido a la luz pública la manipulación del gobierno norteamericano al pagar a periodistas de Miami un cuarto de millón de dólares para que demonizaran a Los Cinco, como es conocido el grupo en las campañas internacionales por su liberación, y predispusieran al jurado en su culpabilidad de antemano. Lo anterior -como ha reiterado el presidente del Parlamento cubano, Ricardo Alarcón- constituye prevaricación por parte de Washington y es uno de los argumentos que necesita presentar Gerardo ante la justicia. El Parlamento cubano viene denunciando la arbitrariedad cometida contra el antiterrorista, a quien se le priva del acceso a los documentos legales relacionados con su caso. Sobre el recurso de Habeas Corpus, José Pertierra, especialista en temas de inmigración en Washington D.C y asociado de la firma Pertierra & Toro, P.C de la capital estadounidense, refirió que se trata de un exhorto existente en toda la jurisprudencia anglosajona. De acuerdo con el jurista graduado de la Universidad George Washington, el Hábeas Corpus lo solicita un acusado cuando piensa que le han violado sus derechos fundamentales, los constitucionales, y acude entonces a un tribunal para revisar la sentencia. Pertierra especificó que Hernández -a quien le negaron el derecho a una resentencia a finales de 2009 y mediante la cual redujeron las condenas a tres de sus compañeros-, acudió ante los tribunales para determinar si tiene derecho a una asistencia efectiva de sus abogados. Agregó que en octubre del pasado año, sus letrados representantes mostraron el recurso ante el Tribunal Federal de Miami, presidido por la jueza (Joan) Lennard, (quien le juzgó en 2001) y ahora la Fiscalía responderá. En caso de que la petición de Hábeas Corpus no arroje el resultado deseado, la defensa puede seguir apelando, indicó Pertierra, en tanto afirmó que "la manera más efectiva de resolver el caso es a través de lo que la Constitución de Estados Unidos llama una clemencia ejecutiva, que correspondería al Presidente (Barack) Obama. El actual mandatario, indicó, si lo deseara no tendría que indultar a los Cinco, sino mantenerles la condena, considerar cumplidos los años que llevan en prisión y perdonar los que les restan. A finales de cada año, declaró, el inquilino de turno de la Oficina Oval de la Casa Blanca revisa los expedientes merecedores de tal tipo de clemencia y permite que los reos salgan en libertad luego de considerar su sentencia, por larga que sea, como tiempo ya cumplido. La doble cadena perpetua más 15 años fue la pena impuesta a Gerardo por los cargos de conspiración para cometer espionaje, y conspiración para cometer asesinato, este último relacionado con el derribo en aguas cubanas de dos avionetas de la organización terrorista Hermanos al Rescate, el 24 de febrero de 1996. Hace una década, el 25 de mayo de 2001, la Casa Blanca admitió que no tenía evidencias para sustentar el cargo de conspiración para cometer asesinato contra Gerardo y pidió retirarlo. La conclusión quedó plasmada en un documento oficial del gobierno titulado Solicitud de Urgencia de un Auto Inhibitorio a la Corte de Apelaciones. "A la luz de las pruebas presentadas en el juicio, esto constituye un obstáculo insuperable para Estados Unidos en este caso y probablemente resultará en el fracaso de la acusación en este cargo", alegó el texto. La Corte rechazó la solicitud y el jurado en pleno declaró a Gerardo culpable, en primer grado, del supuesto crimen. Ahora a la espera de poder realizar el último trámite legal, el Hábeas Corpus de Gerardo se sustenta en el ocultamiento de la verdad por el gobierno estadounidense y la cruzada mediática para condenar de antemano a Los Cinco. De acuerdo con el Hábeas Corpus, Estados Unidos tiene que mostrar las imágenes de sus satélites, en las cuales debe constar que las avionetas de Hermanos al Rescate derribadas invadieron el espacio aéreo cubano el 24 de febrero de 1996, pues los radares cubanos así lo confirman. Fuente: CubaSi

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985