Anuncia Harold Lopez Nussa una gira nacional de conciertos

Este artículo es de hace 9 años
Utopía, realización, talento... otro salto para Harold López Nussa Harold López Nussa recién ha cumplido un gran sueño de su carrera musical: la primera gira nacional es un hecho. Sin recorrer las 15 provincias y tampoco el municipio especial, este muchacho con apenas 28 años de edad saborea un prestigio ganado con mucha perseverancia, horas de estudio, pero sobre todo con talento. Antes de iniciarse por este periplo una pequeña conversación casi intempestiva en los pasillos del Instituto Cubano de Radio y Televisión, ICRT, nos reunieron, por primera vez, a este querido músico y a una seguidora casi fanática. Solo unas pocas preguntas para no romper el hechizo y dejar ir la oportunidad de su impronta.     El jazz suele definirse como un género de elite, de minorías, ¿qué expectativas tienes con esta tu primera gira por las provincias cubanas? “El jazz es una música desgraciadamente de minorías, no es de un gran público, en estadios, ni teatros de 5 000 o 10 000 personas pero los músicos que hacemos ese género llamado música contemporánea, instrumental o clásica tratamos de poner nuestro granito de arena. “También es una categoría de elites por la falta de conocimiento del público sobre su significado. A veces, se dice que no gusta y ni siquiera lo han escuchado; pues nos toca a nosotros los que defendemos el género de esperar a que las personas lo asimilen y que lo oiga por primera vez, segunda o tercera”. “La cultura del jazz en nuestro país es bastante amplia y la difusión ha ayudado, últimamente, a los jóvenes jazzistas con concursos como el JoJazz y la producción de un disco, algo que notan los espectadores. No estamos al cien por cien que quisiéramos pero realmente hemos avanzado y lo seguiremos todos juntos. “La gira nacional será el resumen de mis 4 producciones discográficas (Sobre el atelier, Canciones, Herencias y El país de las maravillas), de la labor musical que puede resultar más llamativo para públicos donde nunca he tocado. Me siento extremadamente contento de poder llevar mi música por Cuba; es un sueño que tengo hace varios años y que se ha pospuesto por compromisos míos, complicaciones de la producción que es bastante difícil y este año no será por todas las provincias como me gustaría hacerlo en algún momento pero sí una buena parte. Realmente estoy muy contento de hacerlo”. El premio Talento del Jazz 2011 resulta un importantísimo galardón para los músicos jóvenes ¿Esperabas ese premio? ¿Cómo tomaste ese nuevo salto en tu profesión? “Los premios no definen una carrera pero sí ayudan a programar más conciertos, de ser un poco más conocidos y esto te abre ciertas puertas y ese es el caso del Premio Talent Jazz ADAMI 2011 que consiste en promover al artista y se ocupa de los Derechos de Autor. En la actualidad es muy difícil abrirse paso en la industria de la música con el mundo del disco como está y para el jazz es aún peor. “Gracias a ellos hicimos una gira en el verano de tres meses en Europa y tocamos en los más grandes festivales de Europa y en casi todos los escenarios más importantes y esto es una oportunidad que le debemos al premio de la ADAMI. Por eso estoy muy agradecido por eso”. ¿Con este lauro se abrirá una nueva puerta a los conciertos, la promoción, los discos en Cuba? “Por supuesto, siempre que un cubano logra algo en el mundo -es difícil para todos pero para los cubanos es más difícil todavía- por ejemplo como lo hizo Buena Vista Social Club, Chucho Valdés o Roberto Fonseca, eso da un reconocimiento internacional a la música cubana y abre oportunidades para los demás músicos que vengan después; eso es lo más importante y por ello trabajamos: para dar a conocer aún más –aunque no lo suficiente para la calidad que tiene- la música cubana”. ¿Pesa mucho en tu carrera el apellido López Nussa? “Más que pesar, el apellido López Nussa me ha ayudado mucho porque soy resultado de muchas personas, mis grandes profesores, mis grandes amigos y grandes músicos y en gran medida de mi familia: mi mamá, mi papá, de mi tío Ernán, de mi abuela Wanda y mi abuelo, de todos soy un deudor. He aprendido y aprendo cada día con ellos, somos una familia bien musical y siempre han estado alentándome, criticándome las cosas mal. Un gran por ciento de mi carrera se lo debo a ese apellido”. Fuente: Radio Rebelde

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985