Ecuador y Cuba firman convenio para prevenir discapacidades

Este artículo es de hace 9 años
Los gobiernos de Ecuador y Cuba firmaron un convenio para implementar aquí el Programa de Tamizaje Metabólico Neonatal, que permitirá detectar cuatro enfermedades en recién nacidos y evitar así una vida con discapacidades.   Las enfermedades a detectar en recién nacidos mediante el Tamizaje son hipotiroidismo congénito, fenilcetonuria, galactosemia y hiperplasia, las cuales al ser identificadas y tratadas oportunamente permitirán una vida sana a los nuevos ecuatorianos. El Ministro de Salud de Ecuador, David Chiriboga, informó que el proceso es liderado por el Vicepresidente, Lenin Moreno, y apoyado por el gobierno cubano a través de la Misión Manuela Espejo, la cual evidenció el grave problema de discapacidad que existe en el país. La adquisición a Cuba de los reactivos que permitirán detectar malformaciones congénitas tiene un costo de 900 mil dólares para los primeros seis meses, y la campaña iniciará el 2 de diciembre, víspera del Día Internacional de las Personas con Discapacidad. Se espera que 230 mil niños sean diagnosticados para las cuatro patologías, y el proyecto tiene una inversión aproximada de 17 millones de dólares, distribuidos hasta el 2014, precisó un comunicado oficial del Ministerio de Salud. El gobierno cubano apoyará en la capacitación del personal de laboratorio para el manejo y funcionamiento de los equipos, así como el asesoramiento técnico en sobre las cuatro patologías. Las madres ecuatorianas deberán llevar a su hijo, al cuarto día de nacido, al centro de salud más cercano para ser valorado, recibir un pinchazo leve en el talón para obtener unas gotas de sangre, y la muestra será enviada hacia el Laboratorio Central de Tamizaje. Así explicó el Gerente del Proyecto de Tamizaje Metabólico Neonatal, Santiago Echeverría, quien precisó que la valoración se realizará a nivel nacional y los resultados serán enviados a un laboratorio centralizado en Quito. Una vez analizado en el laboratorio se activa la alarma en caso de que sea positiva la muestra, y el coordinador a nivel provincial y las unidades de salud, inician la búsqueda activa del recién nacido diagnosticado para realizar las pruebas confirmatorias del caso. Posteriormente, se desarrolla el tratamiento y el monitoreo, por lo menos en la primera etapa, hasta estabilizar la enfermedad y evitar futuras discapacidades. La evaluación se implementará en su inicio en la red de unidades de salud del Ministerio de Salud Pública. Fuente: Prensa Latina

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.