La Xunta reparte en plena campaña cheques asistenciales a emigrantes en Cuba

Este artículo es de hace 9 años
El PSdeG acusa a la Secretaría Xeral de Emigración de "comprar" el voto de la diáspora . El departamento de Camba defiende la legalidad de la entrega porque "no la hace ningún cargo político" A la par que llegan las papeletas del 20-N a la emigración, la Xunta reparte 1,5 millones en ayudas a más de 6.500 gallegos residentes en Cuba. La distribución de estos cheques asistenciales comenzó el pasado 27 de septiembre, coincidiendo con un viaje a La Habana del secretario xeral de Emigración, Santiago Camba. Pero a día de hoy, a poco más de una semana de las elecciones generales, continúa esta entrega entre la colectividad gallega afincada en la isla. Para el PSdeG, el Ejecutivo de Feijóo está "comprando" el voto de la emigración con la entrega de estas ayudas a pocos días de la cita electoral del 20-N -cerca de 382.000 gallegos residen en el exterior, más de 24.000 en Cuba-. Pero desde el departamento que dirige Camba defienden la legalidad de este reparto porque, según argumentan, esta convocatoria de ayudas salió publicada en el Diario Oficial de Galicia (DOG) antes de ser fijada la fecha de los comicios y -añaden- al contrario de lo que ocurrió durante el mandato del bipartito con la entrega de cheques asistenciales en Uruguay durante la campaña de las municipales de 2007, la distribución en Cuba "no la hace ningún cargo político sino personal técnico". El reparto de estas ayudas que beneficiarán a un total de 6.514 gallegos en situación de necesidad en Cuba comenzó el 27 de septiembre. En esa fecha, el secretario xeral de Emigración, que ayer se encontraba en Cabo Verde participando en unas jornadas sobre inmigración, viajó a La Habana para supervisar el inicio de la entrega de estos cheques asistenciales entre la colectividad gallega con menos recursos. Entonces, la Xunta explicaba que el pago -de un total de 1,5 millones de euros, unos 230 euros por beneficiario- se haría en dos fases: la primera en la capital del país y posteriormente en las restantes provincias del interior. Desde el PSdeG, la diputada Marisol Soneira denunció ayer el incumplimiento de la Secretaría Xeral de Emigración del acuerdo alcanzado en el Parlamento por el que queda prohibido el reparto de ayudas en el exterior durante las campañas electorales. "Me parece estupendo que la Xunta ayude a los gallegos en el exterior, pero no en plena campaña. Lo que hace es comprar el apoyo electoral de la emigración con este reparto", denuncia Soneira. Ya en el año 2007, la distribución de talones asistenciales entre los emigrantes gallegos en Uruguay, entonces por parte de la Fundación Galicia Emigración, dependiente del Ejecutivo gallego, provocó la dimisión de la entonces presidenta de la entidad, la actual directora general de Emigración en el Ejecutivo de Zapatero, Pilar Pin, y del secretario general de PSOE en Uruguay, José Antonio Fernández. Para el PP estas dimisiones no fueron suficientes y el entonces líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, también reclamaba el cese del secretario xeral de Emigración, Manuel Luis Rodríguez, y del conselleiro de Presidencia, José Luis Méndez Romeu. "Y ahora va el secretario xeral de Emigración en plena precampaña a anunciar estas ayudas en Cuba y en campaña se entregan", denuncia Marisol Soneira. Para el Ejecutivo de Feijóo, el reparto en Uruguay nada tiene que ver con el que ahora se está llevando a cabo en La Habana. "El reparto en Cuba también se hizo por estas mismas fechas el año pasado y además no lo está haciendo ningún cargo político sino personal técnico", justifican desde la Secretaría Xeral de Emigración, al tiempo que destacan que la convocatoria de ayudas se publicó en el DOG antes de que produjese el adelanto electoral. Para los socialistas gallegos, estos argumentos no son "coherentes" con la actitud mostrada por el PP hace cuatro años, momento en el que no le valieron las justificaciones del Gobierno de Touriño sobre la distribución de ayudas asistenciales a los gallegos emigrados en Uruguay. Entonces, según recuerda Soneira, también se trataba de ayudas aprobadas el año anterior que se entregaron durante la precampaña de las municipales porque tenían una validez de seis meses y corrían el riesgo de caducar. En la precampaña de las municipales de 2007 era el propio secretario general del PSOE quien en su condición de delegado de la Fundación Galicia Emigración se encargaba también del reparto. Según alegó, porque los delegados de la entidad no percibían remuneración alguna y por ese motivo, apuntaba, la dirección del organismo se veía obligada a pedir la colaboración de personas de confianza para desempeñar estos trabajos. Fuente: La Opinion Coruña.es

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985