Entregan a cienfueguero Premio al Mérito Científico del Ministerio de Salud

Este artículo es de hace 9 años
El Doctor en Ciencias, Alfredo Espinosa Brito, recibió en su hogar de la ciudad de Cienfuegos, el Premio al Mérito Científico, otorgado en la edición 36 del Concurso Premio Anual de Salud 2011. El reconocimiento, instituido el pasado año por el Ministerio de Salud para honrar a los profesionales de esa rama que más han contribuido a la salud de los cubanos, fue entregado por el Dr. Rolando González Martín, Viceministro de Salud (MINSAP) para la docencia y la investigación. “Recíbalo en nombre del agradecimiento profundo de quienes hemos sido sus alumnos, de los cientos de profesionales que han aprendido de usted durante casi medio siglo; también del pueblo cienfueguero en bien de cuya salud ha dado lo mejor de su conocimiento y horas de sacrificio”, expresó el vicetitular del MINSAP. Merecedor en diecinueve ocasiones de lauros y menciones en este certamen que se convoca desde 1976, el Dr. Espinosa Brito, Especialista de Segundo grado en medicina Interna, ha contribuido a las ciencias médicas cubanas con investigaciones sobre los factores de riesgo en la población adulta, la ancianidad, consecuencias de la neuropatía epidémica, cuyos resultados transmitió a generaciones de galenos como fundador de la docencia médica y al mundo través de asi doscientas publicaciones en revistas especializadas. Premios de la Academia de Ciencias de Cuba (2003), otros anuales de salud en 1981, 87, 93, 94, 2003 y 2010, argumentan la decisión en favor del científico, quien ostenta además el título que otorga el Consejo de Estado de “Héroe del Trabajo de la República de Cuba”. “Son hitos de la vida de este profesional que me enorgullezco fuera mi alumno allá por 1965, luego de que se graduara en el “Pico Turquito” durante la primera promoción después del triunfo revolucionario”, recordó el profesor, Dr. Ernesto de la Torre Montejo, representante del Consejo de Sociedades Científicas de Cuba, e integrante del jurado que deliberó sobre el lauro. “Espinosita“, como se le conoce cariñosamente entre sus coterráneos, agradeció las enseñanzas de sus profesores, el aprendizaje junto a sus colegas, de los que con modestía afirmó: “seguir aprendiendo”. El profesional, miembro de la Sociedad Latinoamericana de Medicina Interna, reflexionó sobre la unión de los saberes de todos los galenos, profesores, académicos cubanos, “a través de la cual y con la disciplina, humildad, sacrificio, vocación de servicio, la salud pública cubana puede crecer y sortear las numerosas carencias”, sentenció. El también Académico Titular y Presidente del Consejo Científico de la Salud en Cienfuegos, agradeció a su familia y tres hijos, dos de los cuales han seguido el camino de las ciencias médicas, además a la memoria de su padre”, todos inspiradores, retaguardia en este camino de entrega, altruismo y amor a la ciencia que ha profesado para bien de su Cienfuegos y de Cuba. Fuente: Perlavision

Este artículo es de hace 9 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985