Esposa de Alan Gross insta Obama a dar "primer paso" para lograr su libertad

Este artículo es de hace 8 años
Judy Gross, esposa del subcontratista Alan Gross encarcelado en Cuba, instó hoy al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a que "dé el primer paso" para negociar su pronta liberación en la isla. "Alan estaba trabajando para el Gobierno de EE.UU. cuando viajó a Cuba. Arriesgó su vida y pasó cinco semanas en el suroeste de Virginia haciendo campaña por Obama" en 2008, dijo Judy, durante una entrevista con Efe, en vísperas del segundo aniversario del encarcelamiento de Alan Gross este próximo sábado. "Él dejó su trabajo durante cinco semanas, durmió en casas ajenas... me encantaría que el presidente Obama levante el teléfono, o envíe un correo electrónico, e intente dar el primer paso y diga sentémonos a negociar", enfatizó Judy. Aventura que la tibia respuesta de Obama se deba "posiblemente a las elecciones venideras" en 2012. Florida, un estado clave en esos comicios, es muy sensible al tema de Cuba. Gross trabajaba como subcontratista de la empresa DAI, que a su vez tenía contrato con la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), cuando fue arrestado y encarcelado el 3 de diciembre de 2009 acusado de atentar contra la soberanía del Estado. En su mensaje a La Habana, Judy fue contundente: "las autoridades cubanas saben que él no estaba espiando (...). Quince años por portar móviles es demasiado". Gross comparte una pequeña celda junto a otros dos presos en la cárcel y hospital militar de Carlos Finlay. Su sentencia de 15 años en prisión fue confirmada por el Tribunal Supremo en Cuba en febrero pasado. Judy se manifestó "decepcionada" por la falta de ayuda de DAI y de USAID, y señaló que la agencia nunca le advirtió a Alan de los riesgos que podía afrontar en Cuba. Su frustración por la falta de avances en el caso de Alan la ha forzado a llevarlo ante la opinión pública, y espera que personalidades de renombre se sumen a su causa. Judy agradeció el apoyo, aunque sin éxito, del expresidente Jimmy Carter y el exgobernador de Nuevo México, Bill Richardson, pero señaló que "se necesitan dos para bailar el tango" y las autoridades cubanas "no han sido claras en lo que quieren". Judy participó hoy en una vigilia frente a la Sección de Intereses de Cuba en Washington, en la que dijo que Alan, de 62 años, se encuentra "deprimido" y "desesperanzado", aparte de que ha perdido 45,4 kilos y sufre problemas de salud. Agregó que las autoridades cubanas le permiten Alan recibir correo de amigos y familiares y medicinas recetadas por su doctor en EE.UU., y que personal del Departamento de Estado lo visita mensualmente. Judy desmiente que Alan, con el que lleva casada 41 años, se haya ofrecido como pieza de "canje" por los cinco cubanos presos en Estados Unidos. La Sección de Intereses de Cuba no quiso hacer comentarios pero el Gobierno de La Habana ha dicho que no soltará a Gross de forma unilateral. Este jueves, varios legisladores prevén lleva el asunto al pleno de la Cámara de Representantes, mientras circulan una carta de solidaridad con Alan Gross, encabezada por el representante Chris Van Hollen y el senador Benjamin Cardin. Al inicio del Sabat, la comunidad judía también ofrecerá plegarias por su liberación, como parte de una campaña internacional. Fuente: EFE

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985