ZULEIDA ATÍES: Jugadora más destacada de un Codigalco Carmelitas al que llegó hace un año

Este artículo es de hace 8 años
El regalo en el día de reyes que la última Navidad recibió el Codigalco Carmelitas fue el fichaje de Zuleida Atíes. Con la jugadora cubana, el equipo colegial firmó una extraordinaria segunda vuelta y ahora es clave en un conjunto que aspira a ser la revelación de la categoría. 17,8 puntos y 6,2 rebotes de media por partido la convierten en una de las jugadoras más destacadas de la Liga Femenina 2. Pero detrás de una jugadora con un extraordinario talento ofensivo, con un metro y 91 centímetros y con agotadores problemas para conseguir calzado de su número -un 43- hay una historia bastante más complicada. Sólo su pasaporte ya invita a pensar en un calvario para conseguir practicar profesionalmente el deporte que le gusta. 'Empecé a despuntar muy pronto. Siempre anotaba muchos puntos y fui escalando hasta llegar a la selección', dice Atíes, que jugó el Mundial de China 2002. Tenía dos opciones. Aprovechar algún partido internacional para desertar, como han hecho muchos compañeros y compañeras suyas ('la selección está totalmente renovada porque las mejores jugadoras están fuera') o renunciar a jugar. Optó por lo segundo: 'Quería jugar en Europa y para salir te obligan a estar cinco años sin jugar'. Estuvo tres: 'Ni yo sé cómo me dejaron salir tan pronto, creo que se olvidaron de mí y no sabían los años que llevaba sin jugar'. Hungría ('fue muy difícil acostumbrarme a vivir allí pero nunca pensé en volver') e Italia fueron sus paradas antes de España: 'Este club es como mi familia y lo menos que puedo hacer por ellos es darlo todo en la pista. Las diez jugadoras somos como hermanas y eso influye mucho en los resultados'. Desde Ourense habla una vez por semana con La Habana: 'Llamo a mi madre cada domingo. Mis padres son mi razón de vivir y en Navidad iré a verlos. Mi padre estuvo malo y ahora ya está mejor, pero quiero ir a verle con mis propios ojos'. Regresará a Cuba aunque ya con la visión que otorga haber salido de ella: 'El país está mejorando poco a poco, pero cuando uno sale de allí se da cuenta que está ciego'. Y no profundiza para evitarse problemas, aunque sí habla de como se trabaja el deporte: 'Los cubanos somos extraordinarios deportistas. Allí se entrena muy bien pero no hay recursos. Aquí un campeón olímpico es alguien muy importante, allí no es nadie'. Por eso todo ese talento, no sólo baloncestístico, que contiene la isla está desperdigado por el mundo desde hace décadas. Como ocurriera con el único jugador cubano en la historia del COB, Andrés Guibert. 'Lo conozco, era buenísimo. Me acuerdo de ir a verlo jugar cuando yo era muy pequeña. Él optó por desertar'. Historias similares con 15 años de diferencia y con Ourense como destino común. Guibert brilló en el entonces Xacobeo y Atíes lo hace con un Codigalco que tiene una sonrisa permanente en la boca desde la llegada hace casi un año. Fuente: La Region.es

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.