El Partido Comunista de Cuba prepara Conferencia para cambiar "mentalidad" e impulsar reformas

Este artículo es de hace 8 años
El gobernante Partido Comunista de Cuba, que en su VI Congreso en abril respaldó las reformas económicas del presidente Raúl Castro, prepara una Conferencia Nacional para dentro de un mes en la que busca un cambio de "mentalidad" para preservar el socialismo. La Conferencia del 28 de enero, la primera en medio siglo, debatirá medidas para acabar con toda discriminación en la isla, racial o de orientación sexual, y una propuesta de Raúl de limitar a 10 años el tiempo para ocupar un cargo de poder, incluidos los que él desempeña: presidente de Cuba y primer secretario del Partido. "Ya en enero nos espera la celebración de la primera Conferencia Nacional del Partido, así que no habrá mucho tiempo para descansar", dijo el gobernante, de 80 años, en la sesión semestral del Parlamento del pasado viernes. "Sin cambiar la mentalidad, no seremos capaces de acometer los cambios necesarios para garantizar la sostenibilidad" del socialismo, había advertido el 1 de agosto. El presidente propuso limitar a dos periodos consecutivos de cinco años el tiempo para ocupar los principales cargos en el Gobierno y el Partido, lo que implica una pequeña revolución en el único país americano con régimen unipartidista, donde los dirigentes se eternizan en sus puestos. Raúl fue ministro de las Fuerzas Armadas durante casi medio siglo, el mismo lapso en que su hermano Fidel Castro, jefe de la revolución y quien le entregó el mando en 2006 por problemas de salud, dirigió el Estado y el Partido. El cónclave comunista también debe aprobar medidas para aprovechar las nuevas tecnologías de la información, en una isla donde el escaso debate político público se desarrolla en las redes sociales de internet, y para "realzar el carácter ético y productivo del trabajo" con el fin de combatir la corrupción, otra cruzada del presidente. El mandatario, que afirma que el mayor reto actual es "cambiar la mentalidad", ha impulsado pragmáticas reformas en el agotado modelo económico de la isla, de corte soviético, y levantado diversas restricciones "excesivas" vigentes durante medio siglo, como la prohibición para vender casas y autos. También ha ampliado el trabajo privado, que ahora da sustento a unos 357.000 cubanos, en procura de reducir la abultada planilla estatal, de cinco millones de trabajadores en una nación de 11,2 millones de habitantes sumida en la crisis económica desde hace dos décadas. La crisis, que llevó en los años 90 a miles de cubanos a emigrar en peligrosas travesías en balsas en el mar, fue causada por la desaparición de la Unión Soviética, principal sostén financiero de la isla tras el triunfo de la revolución, en 1959. Las dificultades económicas se ven agravadas por el embargo estadounidense, vigente desde 1962. Raúl convocó el 14 de octubre a la Conferencia Nacional, con un documento base con 96 propuestas, 78 de las cuales han sido modificadas y otras cinco agregadas durante su discusión en más de 65.000 reuniones de células comunistas, dijo el vicepresidente cubano y segundo secretario del Partido, José Ramón Machado. "Este proceso (de discusión en las células) contribuyó a demostrar nuestras fortalezas y vulnerabilidades", añadió el número dos cubano en un pleno del Comité Central del Partido, el miércoles de la semana pasada, según el diario oficial Granma. El Partido Comunista de Cuba, que tiene 800.000 militantes, fue creado en 1965 y posiblemente éste sea el último cónclave que encabecen los dirigentes históricos de la revolución, que en promedio tienen 80 años de edad, como Raúl. Fidel tiene 85. Raúl, que ha admitido que no está preparada una generación de relevo, ha dicho que se requiere hacer cambios y dejar atrás las "tonterías", pues de lo contrario "nos hundimos". "Limpiémonos la cabeza de tonterías de todo tipo, no olviden que ya concluyó la primera década del siglo XXI y es hora", declaró en agosto ante los más de 600 diputados cubanos. En un sentido similar se pronunció en diciembre de 2010, al sentenciar ante el Parlamento: "O rectificamos o, ya se acaba el tiempo de seguir bordeando el precipicio, nos hundimos y hundiremos (...) el esfuerzo de generaciones enteras". Fuente: Univision

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985