Rousseff visitará Cuba con ojo en la era post-embargo

Este artículo es de hace 8 años
Hace unos 40 años, Dilma Rousseff era una joven guerrillera dedicada a lograr en Brasil una revolución izquierdista inspirada por el líder cubano Fidel Castro. Cómo cambian los tiempos. Cuando Rousseff haga su primera visita a Cuba la próxima semana como presidenta de Brasil, un negocio capitalista predomina en su agenda: la construcción de una terminal de contenedores en el puerto de Mariel destinada al comercio futuro. El proyecto de modernización de 800 millones de dólares del puerto natural ubicado en el oeste de La Habana es desarrollado por la firma de ingeniería brasileña Odebrecht con financiación del banco de desarrollo del Estado de Brasil, BNDES. Es parte de una vasta y creciente constelación de planes dirigidos por Brasil en América Latina, Africa y otras partes del mundo como parte de su reciente ascenso como potencia económica. La visita de Rousseff al proyecto de Mariel refleja un cambio que se ha dado en la política exterior brasileña desde que asumió el poder hace un año, dando prioridad a factores económicos. Su antecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, también valoraba las relaciones comerciales, pero forjó lazos políticos más cercanos con líderes controvertidos como el iraní Mahmoud Ahmadinejad, a quien Rousseff ha ignorado desde que llegó a la presidencia. El mayor interés de Rousseff en los emprendimientos comerciales en el exterior se debe a la desaceleración global, que frenó la floreciente economía de la nación más grande de América Latina, obligándola a centrarse en la reactivación del crecimiento. Su primer viaje importante al exterior desde su asunción en enero del 2011 fue a China, que desbancó a Estados Unidos como el principal socio comercial de Brasil en el 2009. Los asesores de la presidenta dicen que su preocupación en La Habana será la cooperación económica con Cuba, pero también ha pedido una reunión con Castro, que inspiró a una generación de figuras de izquierda en América Latina. Rousseff era una comprometida militante de izquierda cuando se sumó a un grupo armado para combatir a la dictadura militar brasileña a fines de la década de 1960. Fue arrestada en 1970, torturada y pasó tres años presa. Tras la vuelta de la democracia en 1985, se convirtió en una política pragmática con posiciones de centro-izquierda. El año pasado asumió como la primera presidenta mujer de Brasil, al mando de un país que utilizó cuantiosas inversiones extranjeras y una eficaz gestión financiera para sacar a decenas de millones de brasileños de la pobreza: uno de los sueños de su juventud socialista. SIMPATIA POR CUBA El viaje de Rousseff implica que visitará La Habana antes que Washington, una decisión que inquietó a algunos en Estados Unidos, con quien Brasil ha tenido pleitos comerciales en los últimos anos. Los asesores están buscando minimizar cualquier significado simbólico de la visita a Cuba y destacan que la mandataria tiene previsto visitar al presidente Barack Obama en Washington este año, aunque aún no se han fijado una fecha. "Tenemos buenas relaciones con Estados Unidos, aunque tenemos diferencias en asuntos internacionales", dijo su asesor de política exterior, Marco Aurelio Garcia. Brasil está ofreciendo a Cuba tecnología para la producción de etanol de caña de azúcar y 200 millones de dólares en créditos para que pequeños propietarios agrícolas puedan adquirir tractores, cosechadoras y equipos para la irrigación. Garcia dijo que la simpatía por Cuba en su disputa con Estados Unidos, que data de la Guerra Fría, está bien arraigada en Brasil y otras naciones de América Latina que rechazan el embargo económico de Washington contra la isla caribeña. Fuentes brasileñas dicen que a Brasilia le gustaría ver una apertura democrática en Cuba pero que no ejercerá presión. Garcia dijo que su gobierno sigue muy de cerca las reformas económicas adoptadas por el presidente Raúl Castro, pero que las reformas políticas es un tema de los cubanos. "No les vamos a decir lo que tienen que hacer", agregó. La muerte la semana pasada de un disidente cubano preso que estaba en huelga de hambre coloca a Rousseff ante el dilema de plantear o no el tema de los derechos humanos en La Habana. Disidentes pidieron reunirse con ella, pero medios de prensa brasileños informan que es poco probable que ella acepte y que sólo hablará del tema en privado con el Gobierno cubano. IRRITANDO A IRAN Como víctima de abusos en el pasado, Rousseff convirtió a la defensa de los derechos humanos en una prioridad de su gobierno y cambió la postura de Brasil en política exterior, sobre todo al apoyar una investigación de la ONU sobre Irán en marzo. Ese giro enfrió las relaciones entre Brasil y Teherán, para alivio de los funcionarios en Washington, que ven la oportunidad de mejorar las relaciones con el país sudamericano con Rousseff. En su último año en el poder, Lula, mentor de Rousseff, lideró una campaña diplomática para mediar en la crisis por el programa nuclear de Irán, enojando a Estados Unidos y otras potencias occidentales. Rousseff ha adoptado un perfil más bajo internacionalmente mientras se concentra en retos internos de su país, como la preparación de la infraestructura necesaria para organizar la Copa Mundial de fútbol del 2014 y los Juegos Olímpicos del 2016. "Su Gobierno está más basado en la realidad", dijo Michael Shifter, presidente del Inter-American Dialogue en Washington, que ve a Brasil como "menos agresivo en su tono y menos desafiante" hacia Estados Unidos que cuando lo gobernaba Lula. El Gobierno iraní no está contento con Rousseff. El diario Folha de Sao Paulo reportó que Irán bloqueó miles de toneladas de exportaciones de carne de la compañía brasileña JBS durante tres semanas en el puerto en represalia por su cambio de política. "La presidenta brasileña golpeó todo lo que Lula había logrado. Ella destruyó años de buenas relaciones", dijo el portavoz de Ahmadinejad, Ali Akbar Javanfekr, al diario esta semana. "Lula nos hace mucha falta", concluyó. Fuente: Noticias.terra.com.pe

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.