Banca cubana aplica nuevo concepto de tasas de interés

Este artículo es de hace 8 años
El Banco Central de Cuba (BCC) comenzó a aplicar un nuevo concepto para la formación de tasas de interés tras la reciente ampliación del acceso a créditos bancarios por personas naturales, informó hoy el periódico Granma.   Las tasas de interés sobre los depósitos y créditos bancarios constituyen un mecanismo que contribuye al equilibrio financiero y a la rentabilidad de los bancos así como de otros sectores de la economía nacional que se benefician de actividades financieras. Diferenciadas entre activas y pasivas por su objeto de aplicación, ambas están relacionadas por su impacto sobre la rentabilidad de los bancos y su efecto en el contexto macroeconómico. El nivel de tasas pasivas para las personas naturales aplicado actualmente por el BCC admite plazos hasta de 72 meses, y va desde 0,50 hasta siete pesos cubanos mensuales. Mientras las tasas activas para las personas naturales y jurídicas varía según el tipo de créditos: capital de trabajo, inversión o materiales de construcción y/o mano de obra. El período de reembolso va desde tres hasta más de 60 meses, y la tasa a aplicar puede llegar a un máximo de 8.5 más menos 1 por ciento. Según explicó el director de Política Monetaria del BCC, Eduardo Hernández, aunque las tasas de interés están fijadas por la entidad los bancos comerciales poseen un margen de maniobrabilidad para su determinación. Para ello tienen en cuenta el objeto del crédito solicitado, la capacidad de pago del cliente y el análisis de riesgo. Al inicio del proceso de concesión de créditos las autoridades bancarias cubanas anunciaron que ese análisis será minucioso y personalizado, y atenderá a las particularidades de cada sujeto y a su proyecto. Ello permite que entre los beneficios de cumplir con las responsabilidades convenidas en el contrato de préstamo, para el caso del deudor, pueda estar la disminución de la tasa de interés aplicable a un crédito solicitado posteriormente. Hernández Roque subrayó que los rangos de ambas tasas pueden modificarse en dependencia de las circunstancias económicas del país. Sin embargo, apuntó, esas variaciones no inciden sobre los contratos ya concertados, sino sobre los nuevos (tanto de ahorro como de créditos), así como sobre las renovaciones de plazos de depósitos. Fuente: Prensa latina

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985