América debe mejorar su lucha contra el tabaquismo

Este artículo es de hace 8 años
Los países de América están adoptando medidas efectivas para reducir el consumo y exposición al tabaco, pero muchos estados tienen que realizar aún más esfuerzos para mejorar la lucha contra el tabaquismo, sobre todo en materia de impuestos y publicidad, según la Organización Panamericana de la Salud (PAHO, por sus siglas en inglés). "Existe una clara voluntad política para lograr leyes de control del tabaco integrales y exitosas", ha declarado la directora de la PAHO, Mirta Roses, al presentar en Washington el Informe sobre Control de Tabaco para la Región de las Américas. Pero todavía hay que hacer más, sobre todo para cumplir con el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el Control del Tabaco, vigente desde 2005, agrega la PAHO. Para empezar, falta aún que Argentina, Cuba, Estados Unidos, El Salvador y Haití ratifiquen el Convenio Marco, mientras que República Dominicana ni siquiera lo ha firmado hasta la fecha. De acuerdo con el informe, Brasil, Colombia, Panamá y Uruguay son los países que más han avanzado en la región para implementar medidas efectivas para reducir el uso de tabaco, entre otras usar gráficas grandes en los paquetes de cigarrillos con advertencias sanitarias, hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco o aumentar los impuestos sobre las cajetillas. De hecho, Brasil es ya el país con la mayor población en el mundo con una ley de "100% libres de humo de tabaco", señaló la PAHO. Pero todavía restan al menos 24 países de la región que siguen sin prohibir la publicidad en medios de comunicación nacionales, agregó la agencia. Sólo Colombia y Panamá aplican leyes "completas" al respecto. Por otro lado, Chile y Argentina son los únicos países que tienen impuestos sobre los productos de tabaco de al menos el 75% de venta al consumidor. Pero en el caso argentino, el impacto de esta medida se ve disminuido por el hecho de que sus precios siguen siendo de los más bajos de la región. Otra de las medidas que sigue sin ser bien implementada en América es la estipulación de ofrecer "ayuda para dejar de fumar", entre otros con líneas telefónicas nacionales de apoyo, terapias de remplazo de la nicotina y servicios de ayuda con una cobertura total de costos y de fácil acceso. De acuerdo con los datos de la OMS, el tabaco mata a casi seis millones de personas en el mundo, tanto por consumo directo como por exposición al humo de tabaco ajeno. De ellas, al menos un millón tienen lugar en América. "El consumo de tabaco es el principal contribuyente a los ataques cardíacos, los accidentes cerebrovasculares, los cánceres y otras enfermedades crónicas que son ahora epidémicas en la región", recordó Roses. "Nuestros países reconocen cada vez más que el control del tabaco es un asunto de vida o muerte", agregó. Fuente: El Mundo.es

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.