Anuncian en Cuba pesquisas sobre pieza de arte cristiano aborigen

Este artículo es de hace 8 años
El Historiador de la Ciudad de La Habana, Eusebio Leal, anunció hoy aquí investigaciones para develar el "enigma" de un porta misal atribuido al capellán de Cristóbal Colón y considerado hasta ahora el primer ejemplo de arte cristiano-aborigen en América.   Leal manifestó en conferencia de prensa la "duda razonable" de los especialistas cubanos acerca de varios aspectos concernientes a esta "pieza de una notabilísima antigüedad", que estará expuesta en Cuba durante un año gracias a la deferencia del Museo Etnológico del Vaticano. Con la anuencia y la solicitud encarecida de la Santa Sede, las indagaciones -aseguró- incluirán pruebas de laboratorio y el aporte de arqueólogos, colombistas (especialistas en la figura de Colón) e historiadores del arte, con el objetivo de establecer la procedencia de los materiales y la datación exacta de este objeto, fruto de un encuentro de civilizaciones. Esta "pieza nunca investigada", indicó el académico, despliega la incógnita sobre sus orígenes en fecha tan temprana -el segundo viaje de Colón al Nuevo Mundo (1493-1494)- del intercambio entre europeos y taínos (arahuacos). La información actual -relacionada en los documentos del Vaticano sobre la reliquia- debe someterse a revisión pues hasta el momento no existe otra referencia historiográfica al supuesto propietario del atril, fray Bartolomeo de las Heras, señaló. El Historiador recordó que no aparece tal nombre en la relación de firmantes, quienes a mediados de 1494 juraron en el Puerto de Cortés que esta tierra (Cuba) era parte de un continente inhóspito, algo refutado definitivamente tras el bojeo a la isla realizado en 1508 por Sebastián de Ocampo. Sin embargo, ¿quién oficiaba las misas por orden del Almirante?, preguntó Leal. Por eso resulta preciso "volver sobre los papeles colombinos", dijo. Expresó además que solo una "investigación intensa" permitirá conocer -atendiendo a sus materiales: a priori, madera, carey y hueso- si este facistol en forma de concha fue elaborado en Cuba o llegó a través de las primeras rutas comerciales establecidas con el Oriente. El catedrático subrayó que la Cruz de Parra -plantada por Colón en 1492 en las inmediaciones de Baracoa (Oriente de Cuba)- es la pieza de evangelización más añeja conservada en la nación caribeña; mientras que la imagen de la Caridad del Cobre -hallada exactamente cuatro siglos atrás- está acreditada por el momento como la segunda en antigüedad. La reliquia -heredad de una familia de Santiago de Cuba- fue donada el 28 de diciembre de 1935 al Museo Etnológico del Vaticano por el padre Ernest Baudouy, de la orden de los Agustinianos de la Asunción, tras recibirla de manos del sacerdote Pierre-Baptiste (Jean Baptiste) Morel, a quien la legara su madre, Anna Moulin y Sabon de Morel. Próximamente, la Oficina del Historiador de la Ciudad organizará asimismo un ciclo de conferencias sobre arqueología y arte aborigen cubano, que convocará a los principales especialistas del país en estas cuestiones. Fuente: Prensa Latina

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.