Cuba usa videos para advertir a funcionarios sobre corrupción

Este artículo es de hace 8 años
La campaña del presidente cubano Raúl Castro contra la corrupción ha ganado fuerza gracias a videos que circulan entre algunos funcionarios de la isla en los que aparecen las confesiones de soborno de empresarios extranjeros y cubanos involucrados en algunos casos. Los videos son la más reciente incorporación a los esfuerzos de la isla por erradicar prácticas corruptas y que han puesto tras las rejas a empresarios extranjeros y a cientos de funcionarios locales. La seguridad en la exhibiciones es estricta y se obliga a los convocados a dejar todos sus objetos personales en la puerta, con la esperanza de que las imágenes no lleguen a YouTube ni a la televisión de Miami. Uno de los videos sigue los pasos de una red que incluía a agricultores, distribuidores y funcionarios del Estado que efectuaron ventas ficticias de cebollas y ajos. Otro video, llamado "Metástasis", muestra cómo los sobornos de una compañía de comercio de Canadá se "expanden como un cáncer" entre altos funcionarios del Gobierno. Castro creó la Contraloría General en el 2008, con asiento en el Consejo de Estado, cuando Cuba comenzó a implantar las reformas económicas orientadas al mercado. La medida marcó el inicio de la campaña para controlar la corrupción y refleja la preocupación del Gobierno por ese mal, que siguió a reformas similares en otros países comunistas, dijeron expertos locales y extranjeros. En los últimos años han aparecido casos de corrupción a alto nivel descubiertos en sectores de la economía, entre ellos la industria del tabaco, las comunicaciones, los alimentos y la aviación civil. UN CÁNCER "Metástasis" comienza con imágenes de Castro advirtiendo que la corrupción debe mantenerse en los tobillos y no se permitirá nunca elevarse por encima de la nariz. El material concluye con otro comentario de Castro en que cataloga el asunto como una amenaza para la seguridad nacional, según fuentes familiarizadas con las imágenes. Cy Tokmakjian, director ejecutivo del Grupo Tokmakjian de Canadá y quien fue detenido el año pasado, se presenta como la célula cancerígena primaria. Tokmakjian es señalado por su ex socio y posterior competidor, Sarkis Yacoubian, quien fungía como principal ejecutivo de otra empresa canadiense que cerró en julio del 2011 y que también está bajo custodia. Yacoubian confiesa que pasó paquetes de dinero a funcionarios cubanos que visitaron Canadá cuando él trabajó para el Grupo Tokmakjian, dijeron las fuentes. Yacoubian agrega que continuó pasando efectivo desde su posición como fundador de la empresa Tri-Star Caribbean, con la que competía con su antiguo empleador en el mercado de automóviles y maquinaria pesada en Cuba. Las dos compañías ingresaron en ventas a Cuba un estimado de 110 millones de dólares estadounidenses al año. Los principales ayudantes cubanos de ambos empresarios explicaron en el video cómo ellos les ayudaron a hacer negocios en la isla y cómo se beneficiaron. El ayudante de Tokmakjian, Armando Martínez, afirma que posee una casa de 500.000 dólares canadienses en Canadá y 400.000 dólares canadienses en un banco de Canadá, dijeron las fuentes. Martínez describe cómo él y su esposa agasajaron al ex viceministro del Azúcar, Nelson Labrada, a veces con su esposa y otras con su amante, incluso entregó 5.000 dólares estadounidenses autorizados por Tokmakjian tras una petición de Labrada para mudar a su amante de apartamento. El material muestra además el caso de un ex viceministro de la Industria Básica, y a Alberto Panton Graham, un ex director de la industria del níquel, ambos detenidos en el 2010. El funcionario dice que recibía el equivalente de 200 a 300 dólares estadounidenses al mes por encomienda de Tokmakjian, a cambio de mantenerlo informado de las oportunidades de negocio, y confesó que recibía sobornos de las dos compañías canadienses, según las fuentes. "Creo que la campaña ha tenido algunos resultados positivos, pero siempre y cuando a los funcionarios y compradores se les pague el equivalente de 20 dólares por mes, no va a terminar el problema", dijo el representante en Cuba de una empresa española que hace negocios en la isla. "Por un lado he recibido una serie de licitaciones abiertas por correo electrónico la semana pasada cuando en el pasado casi todas las licitaciones se realizaron en persona", dijo la fuente que pidió no ser identificada. "Por otro lado, tres compradores del Estado vinieron a mi oficina la semana pasada y todos querían dinero", agregó. Fuente: Terra.es

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985