Principales temas de la Cumbre de Cartagena serán la legalización de las drogas y Cuba

Este artículo es de hace 8 años
Los principales debates entre los presidentes en el encuentro que se realizará próximamente en Cartagena de Indias serán sin dudas la eventual despenalización del consumo de drogas y la participación de Cuba en las próximas cumbres. La canciller de Colombiana María Angela Holguín, aseguró hoy que la posible participación de Cuba en futuros encuentros hemisféricos será analizada por la solicitud de varios países, pero señaló que su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, no está de acuerdo en que esa discusión se haga en privado. El canciller cubano dijo en declaraciones al diario bogotano El Tiempo, que aunque se discuta en privado, "eso no quiere decir que no se dé la discusión, que se va a dar de todas maneras. Así lo han manifestado Venezuela, Argentina e inclusive Perú". "Veo en la región que hay mucho interés por que Cuba participe en la Cumbre de las Américas. Después de haber conversado con varios actores en la región, sí hay interés por su inclusión", advirtió. La participación de Cuba en el encuentro de Cartagena generó los últimos días gestiones de alto nivel entre el presidente Juan Manuel Santos, y los mandatarios de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), que amenazaron con boicotear la cumbre si Estados Unidos hacía prevalecer su histórica postura de excluir a los representantes de La Habana en la cita hemisférica. Santos viajó especialmente a La Habana, donde se recupera el presidente venezolano, Hugo Chávez, para conversar con el presidente cubano, Raúl Castro, acerca del problema creado por Washington al negarse a que Cuba asista a Cartagena, siendo él el anfitrión y, a la vez, el más estrecho socio de Estados Unidos en Latinoamérica. El mandatario colombiano se excusó ante Raúl Castro de no poder invitarlo por la falta de consenso determinada por Estados Unidos, situación que el cubano dijo comprender, no sin antes calificar de "inaceptable e injustificable" la posición estadounidense. Antes de la consulta protocolar de Santos a Raúl Castro, el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, y la secretaria de Estado, Hillary Clinton, entre otros representantes del gobierno estadounidense, habían expresado su veto a la participación de Cuba, dejando al mandatario colombiano en una situación  bienincómoda. El tema de la presencia de los cubanos en la Cumbre fue planteado el mes pasado por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien ratificó ayer que no irá a Cartagena sin Cuba. Chávez le dijo a Santos en La Habana que irá a la cumbre si su salud se lo permite y que la participación del ALBA será discutida en el bloque. No obstante, la canciller aseguró que Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, integrante del ALBA como Venezuela y Ecuador, ya confirmó su asistencia a la cumbre. En tanto, desde fuera del ALBA, la ausencia de Cuba repercutió en Uruguay y en Perú, cuyos cancilleres, Luis Almagro y Rafael Roncagliolo, rechazaron que no se invitara a La Habana. "La exclusión de un país del hemisferio a una reunión que comprende a todos los países es inadmisible", dijo Almagro. "Nosotros pensamos que la idea misma de una cumbre hemisférica se contrapone con la idea de excluir un país", señaló Roncagliolo. "Lo vamos a plantear en ese sentido cuando tengamos las oportunidad en la cumbre", adelantó el ministro, quien manifestó en nombre del presidente José Mujica el reconocimiento a los esfuerzos del gobierno colombiano para realizar el encuentro. El otro gran tema de discusión será la propuesta de Guatemala de debatir la conveniencia o no de despenalizar en la región el consumo de drogas como una posible alternativa a la lucha contra el narcotráfico, debate al que Estados Unidos, principal consumidor, se negaba a abordar. Ayer, el subsecretario de Estado adjunto para Asuntos Públicos de Estados Unidos, Mike Hammer, anunció que su gobierno acepta discutir la posible despenalización del consumo drogas con el objetivo de dejar en claro que Washington considera que no es la manera de enfrentar al narcortáfico. Hammer agregó que aunque la política antidrogas estadounidense es "clara", un grupo de intelectuales y ex mandatarios considera que "la guerra contra las drogas ha fracasado" después de 40 años de creada por el entonces presidente Richard Nixon. El mandatario destacó que aunque Estados Unidos se opone a la legalización de la drogas, el tema está "sobre la mesa" por los países, como Colombia, que están "consumidos por los carteles de la droga y el crimen organizado". Además del presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, quien propuso la discusión, los mandatarios de Costa Rica, Laura Chinchilla y de El Salvador, Mauricio Funes, se manifestaron a favor de la despenalización de la droga y a la posibilidad de abrir el debate. Fuente: Telam

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.