Tratan de imponer impuesto de un 10% a pagar por cubanos residentes en USA

Este artículo es de hace 8 años
Empresas agrícolas, de llamadas telefónicas, envió de remesas, de viajes y cualquier otro negocio relacionada con Cuba podrían ser gravadas en un 10%, a pagar por los usuarios, para reivindicar bienes estadounidenses confiscados en la isla. Los abogados Mauricio Tamargo y su socio Jason Pobrete están cabildeando fuertemente con Congresistas y Senadores cubanoamericanos para que presenten una Ley que obligue a pagar en suelo norteamericano no menos un 10 por ciento como “cuota de usuario” a toda empresas -agrícolas, telefónicas, de remesas y viajes- entre los dos países, Cuba y EE.UU. como cuota de compensación para cubrir cerca de las 6.000 demandas certificadas ante Cortes Federales presentadas por ciudadanos estadounidenses cuyos bienes fueron nacionalizadas en la República de Cuba por el gobierno de Fidel Castro desde 1959 cuyo monto es superior a los $ 7 mil millones dólares. Proyecto de Ley, que de ser aprobada, llegaría ante la Corte Suprema de los Estados Unidos para que defina su Constitucionalidad dado su carácter de extraterritorialidad. Medida que afecta principalmente a cientos de miles de emigrantes cubanos naturalizados, o no, que mantienen vínculos familiares con la isla a través de llamadas telefónicas, envíos de remesas, viajes a la isla y que también afectaría a las empresas agrícolas estadounidense que hacen negocios, sobre todo de alimentos, con Cuba. Máxime cuando los cubanoamericanos de últimas generaciones que han arribado a los Estados Unidos a partir de 1980 no participan en los procesos electorales sin tener en cuenta que si no Votas, tú Voto no cuentan y estan permitiendo que sean cubanoamericanos en la tercera edad del exilio tradicional histórico, que emigraron desde 1959 con sus familiares y hasta sus empleadas domesticas, determinen cual debe ser la política estadounidense en relación a Cuba. Hay que tener en cuenta, como podrán observar a continuación, que desde antes del rompimiento de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos de Norteamérica el 8 de enero de 1961 la política exterior de ambos países estaban montadas sobre Medidas reciprocas de Inteligencia enmarcadas dentro de la Guerra Fría que se desarrollaba entre los Estados Unidos y el llamado Campo Socialista representado por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) a partir de la repartición de las esferas de poder e influencia comenzada a finales de la Segunda Guerra Mundial Este Proyecto de Ley de “cuota de usuario” enfrenta varias aristas, entre ellas: Cual será la respuesta de la Corte Suprema de los Estados Unidos ante la demanda legal que será presentada por las empresas agrícolas, de viaje telefonía y otras que mantienen vínculos de negocio entre ambos países por la aplicación de una Ley que les obliga a entregar no menos de un 10% por gestiones empresariales. Como legislar sobre el derecho de cobrar en suelo estadounidense impuestos sobre leyes aplicadas de nacionalización de bienes de ciudadanos estadounidenses en terceros países. Aceptarían pasivamente, sin ejercer su voto, los cubanoamericanos que mantienen vínculos familiares con la isla el incremento de no menos de un 10% sobre sus derechos de viajar, enviar remesas y mantener comunicaciones con sus familiares por algo en lo que no tuvieron participación alguna o masivamente saldrían a votar para sacar a los legisladores que atentan contra sus intereses. Fuente: Tercera Información.com

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985