Concurren católicos cubanos a templos y procesiones en Viernes Santo

Este artículo es de hace 8 años
Los católicos cubanos acudieron a templos y procesiones este viernes, declarado feriado por el gobierno a petición del papa Benedicto XVI, en la primera gran conmemoración pública de la Semana Santa en medio siglo en la isla. El cardenal Jaime Ortega encabezó una ceremonia en la Catedral de La Habana, que fue transmitida en vivo por la televisión cubana, en la que leyó el Sermón de las Siete Palabras, las últimas siete frases que pronunció Jesús en la Cruz, según los Evangelios. Ortega destacó que justo antes de expirar Jesús dio un grito por "los cristianos y mártires", entre ellos los que luchan por la justicia en América Latina, como el arzobispo salvadoreño Oscar Arnulfo Romero, asesinado por la ultraderecha en 1980. "Su grito es por los cristianos y mártires, no los del circo romano hace casi 2.000 años, sino ahora en Africa, en Pakistán, en la India, en Egipto, solo por ser cristianos, o en Latinoamérica por haber luchado por la justicia, como monseñor Oscar Arnulfo Romero, asesinado mientras celebraba la misa", dijo. Cuando dieron las 15H00 locales (19H00 GMT), comenzó a repicar la campaña de la Catedral "porque es la hora de la muerte de Jesús", según dijo Ortega ante unos 200 feligreses. La ceremonia tuvo lugar bajo un intenso calor, por lo que muchos fieles se refrescaban con abanicos, mientras la capital cubana lucía semivacía por el nuevo feriado de Viernes Santo, decretado por el presidente Raúl Castro por petición de Benedicto XVI en su visita a la isla, del 26 al 28 de marzo. Los feriados de Semana Santa y de otras fiestas cristianas, como la Navidad, fueron eliminados en los años 60 por el gobierno revolucionario. Conmemoraciones similares a la de Catedral de La Habana se hicieron en las otras 10 diócesis cubanas, así como numerosas procesiones por las calles, en un país donde los católicos son sólo el 10% y la mayoría de la población practica cultos de origen africano (santería). La ceremonia en la Catedral fue transmitida en directo por la televisión estatal cubana, otro reflejo de las buenas relaciones entre la Iglesia Católica y el régimen comunista. Una procesión del Vía Crucis partió este viernes al anochecer (para evitar el calor) desde la Catedral hasta el templo del Cristo del Buen Viaje, también situado en La Habana Vieja. Luego de la ceremonia en la Catedral, la monja dominicana Bernardita Montero dijo que la Iglesia debería emprender una "concientización" sobre el verdadero significado de la Semana Santa, pues muchos cubanos recibieron el nuevo feriado como un día de "parranda" (juerga). "Tenemos que iniciar un nuevo proceso de formación a la gente porque muchas personas ven este día como una parranda, como un salir, un disfrutar de la vida, y no vivirlo a nivel religioso", dijo Montero a la AFP. "Para nosotros es preocupante ver ahora la confusión de la gente, se necesita una concientización de lo que significa este día y como debemos vivirlo los cristianos, que es un día de silencio, de recogimiento, de oración, de profundización y meditación de la palabra de Dios", añadió la religiosa. Raúl Castro decretó feriado nacional el Viernes Santo de forma excepcional, aunque el parlamento podría declararlo definitivo más adelante. Fuente: Ecodiario.eleconomista.es

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.