Cultivo de plantas medicinales es una opción para la producción en la isla de nuevos medicamentos

Este artículo es de hace 8 años
El gobierno cubano busca hoy impulsar el cultivo de plantas medicinales como opción para la producción en la isla de nuevos fármacos y para venderlas frescas a la población. La especialista del Programa Nacional de Plantas Medicinales del Ministerio de la Agricultura (Minagri), Lisbet Avello, dijo que han trazado un grupo de estrategias en el presente año para garantizar las 475 toneladas de masa vegetal seca demandadas por el Ministerio de Salud Pública (Minsap) para la producción de medicamentos naturales. La ingeniera mencionó entre esas medidas el incremento registrado de áreas destinadas para este programa en el sector cooperativo y campesino, de conjunto con la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP), y el fomento de nuevas áreas en las fincas de plantas medicinales de las provincias de Pinar del Río y Artemisa. Directivos del Grupo Nacional de la Agricultura Urbana y Suburbana orientaron el incremento de la producción de los canteros de los organopónicos y los cultivos semiprotegidos para la siembra de aquellas especies que son de difícil desarrollo, como el tilo, las mentas, el llantén y el té de riñón. Esa decisión tiene además el doble propósito de hacer entregas a los laboratorios de producción y venderlas frescas a la población. Avello, quien tiene una maestría en Agroecología y Agricultura Sostenible, destacó el aporte de los centros científicos especializados para la producción de esas especies de alta demanda popular y oficial. El Instituto de Investigaciones Fundamentales en Agricultura Tropical y el Instituto de Investigaciones Hortícolas "Liliana Dimitrova" han abierto sus objetivos hacia los estudios sobre las plantas medicinales y la ejecución de tareas de desarrollo sobre el tratamiento después de la cosecha y su uso. Ambas instituciones, dijo Avello, trabajan de conjunto con el Minagri y la ANAP en el fortalecimiento del programa, a fin de asegurar a los centros de producción local de cada provincia las plantas con efectos terapéuticos requeridas, y también la miel y el propóleo para esos mismos fines. El Minsap solicitó este año a Agricultura 41 especies de plantas medicinales, 265 toneladas de miel y 12 de propóleo, destinadas a satisfacer las demandas crecientes de la población de fito y apifármacos. Una de las medidas aprobadas en abril del pasado año por el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba pide prestar la máxima atención al desarrollo de la medicina natural y tradicional. Todas esas medidas forman parte de un programa de actualización del modelo económico que impulsa el presidente Raúl Castro y que fue refrendado por el Congreso con la aprobación de una hoja de ruta con más de 300 disposiciones. El gobierno cubano disminuyó en 7,7 por ciento los gastos en salud pública durante 2011, como parte de un programa que busca el empleo eficiente del presupuesto estatal. A inicios de enero último, el titular del Minsap, Roberto Morales, dijo en una reunión con funcionarios y trabajadores de la salud que las transformaciones que vive la sanidad cubana tienen como objetivo brindar un mejor servicio a la población. Morales anunció que en 2012 tendrá especial relevancia la prevención de las enfermedades no trasmisibles, como las cardiovasculares y cerebrovasculares, la hipertensión arterial, la diabetes y el cáncer, dolencias de alta incidencia en la isla. La salud pública y la educación, que son de acceso universal y gratuito para los cubanos, constituyen dos de los renglones con mayores gastos en el presupuesto estatal. Fuente: Xinhua

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.