Tammy hace que la luz sea música en Cubadisco

Este artículo es de hace 8 años
La luz es música, de Tammy López, es una producción discográfica muy peculiar dentro la Feria Internacional Cubadisco 2012. Con dos nominaciones en las categorías de Ópera Prima y Cancionística, la joven música entra por la puerta ancha de la música cubana. Con esta propuesta, Tammy fue la ganadora de la convocatoria de los Estudios Ojalá, para rendir homenaje a Rubén Martínez Villena, poeta, intelectual y luchador incansable del siglo XX. De hecho, el CD es una musicalización, en diferentes ritmos, de poemas de su autoría, rigurosamente seleccionados. Producido por el talentoso músico Robertico Carcassés, el fonograma cuenta con la participación especial de Silvio Rodríguez, quien interpretó el tema Insuficiencia de la escala y el iris y escogió el nombre que da título al CD, por este poema. El disco cuenta con ilustraciones maravillosas del extraordinario artista de la plástica Roberto Fabelo, quien sin lugar a dudas ocupa un lugar cimero en la pictografía cubana. Para la selección de los poemas que conforman el disco, la artista se tomó su tiempo para poder encontrar los que más se adecuaran a la contemporaneidad, al ciudadano de nuestros días con sus sentimientos, encontrados o no. En sones, guarachas, cha cha chá, guaguancó, baladas podemos encontrar obras tan conocidas como Celos Eternos, El Faro, Motivos, Ironía, por sólo citar algunos. Las palmas para un fonograma que como este viaja a través del tiempo para traernos de la mano un hombre tan brillante como Rubén Martínez Villena y presentarlo como un cubano más, con sus virtudes y defectos, de esta década del siglo XXI. Evidentemente, ese es su gran mérito: contemporaneizar al autor de La pupila insomne. Es la primera vez, que esta violinista se presenta como cantante, pero con la destreza de sus interpretaciones, tal parece que ha cantado desde siempre. A través de notas melódicas nos presenta la vigencia del poemario del líder de la Protesta de los 13, con una mezcla de respeto, admiración, energía y actualidad. La orquestación del disco es formidable. Tal parece que estamos en presencia de una orquesta de cámara, por la deliciosa proyección armónica, en tonos medios y agudos, de piano, los violines, los coros, las voces y el bajo. Realmente es un trabajo que merece el respeto del público, pues musicalizar poemas, es algo complejo, que lleva tiempo, dedicación y entrega. En varias ocasiones, la artista ha confesado que con este disco su carrera como música comienza, aunque es graduada del Instituto Superior de Arte (ISA) y ha tenido una participación en agrupaciones importantes cubanas, como Interactivo. Este criterio lo comparto, pues no todos los días aparece en la escena musical cubana una joven artista, en cuya producción participen estrellas cubanas, de diferentes manifestaciones artísticas. En estos momentos, Tammy López continúa trabajando, con su grupo Pura Cepa, en la musicalización de otros poemas de la autoría de Nicolás Guillén y César Vallejo. Fuente: CubAhora

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.