Ciego se Avila se llevó el último boleto semifinalista de la serie de beisbol

Las Tunas, en algún tramo del camino, había abandonado la alegría de su juego, y Ciego -no por gusto subcampeón nacional- le hizo pagar caro tal olvido. Tres victorias en fila (dos de ellas en terreno contrario) dan fe del levantón moral del elenco avileño.


Este artículo es de hace 9 años
Ciego de Ávila consiguió la remontada ante Las Tunas apoyado en pitcheo completo de Yander Guevara, que apenas permitió cuatro imparables y una limpia, al tiempo que sus compañeros lo respaldaban con cuatro anotaciones que catapultaron al equipo a las semifinales de la Serie en curso. El desafío, séptimo de la serie entre ambos conjuntos, terminó frustrando las aspiraciones del público reunido en el estadio Julio Antonio Mella, que presenció el titánico pero estéril esfuerzo de su as del montículo, Yoelkis Cruz. Apenas en el segundo episodio, con batazos que incluyeron jonrón de Yorbis Borroto, los Tigres ya habían fabricado carreras suficientes para llevarse el gato al agua, dado el pésimo momento ofensivo de la tropa tunera. No obstante, el remate de la faena lo aportó el receptor Lisdey Díaz en el séptimo capítulo, con otro bambinazo. Era el fin. Las Tunas, en algún tramo del camino, había abandonado la alegría de su juego, y Ciego -no por gusto subcampeón nacional- le hizo pagar caro tal olvido. Tres victorias en fila (dos de ellas en terreno contrario) dan fe del levantón moral del elenco avileño. Para los Leñadores queda, pues, la lección. Su manager debutó por la puerta de los ganadores, coló al grupo en la postemporada y cerca estuvo de proseguir camino. Pero el equipo chocó con la experiencia del contrario. O, quizás, con su propia inexperiencia. El asunto es que está todo listo para la discusión de banderines en cada zona. El miércoles, en el Victoria de Girón, Matanzas e Industriales reavivarán las emociones. Y un día después, en el Cepero, Ciego y Granma reeditarán su porfía del campeonato previo. Si nos atenemos a la lógica competitiva, Leones y Tigres debieran caerse a zarpazos en la finalísima. Pero sucede que en estos play offs ya se han derrumbado millones de cálculos, y no hay razón alguna para pensar que las sorpresas se acabaron. Fuente: CubaDebate

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba