Cuba rechaza informe de EEUU sobre los derechos humanos en la isla

Este artículo es de hace 8 años
El Gobierno de Cuba rechazó el informe de Estados Unidos sobre la situación de los derechos humanos en la isla y denunció que las "mentiras y tergiversaciones" de ese documento solo pretenden "justificar" la "cruel política de bloqueo". "Rechazamos categóricamente el contenido del informe del Departamento de Estado sobre la situación de los derechos humanos en Cuba que el Gobierno de EEUU se arroga el derecho a emitir, desconociendo su propio récord de abusos dentro de su país y en el mundo", afirmó el Ministerio de Relaciones Exteriores de la isla en una declaración oficial. La Cancillería denuncia que "las mentiras y tergiversaciones" de ese informe "solo responden a la desesperada necesidad" que tiene el gobierno norteamericano de "justificar la cruel política de bloqueo contra Cuba, que es rechazada cada día más dentro y fuera de EEUU". La declaración está suscrita por Josefina Vidal, directora del Minrex para los asuntos relacionados con Estados Unidos y en ella asegura que "la singularización" de Cuba en este informe "no tiene nada que ver con la situación real de los derechos humanos" en la isla. "Cuba ha hecho una contribución fundamental al respeto de los derechos humanos en el país y en el mundo", sostiene. Según la cancillería cubana, "muchos de los derechos que los cubanos disfrutan y tienen asegurados constituyen una quimera para la mayoría de la población del planeta, incluyendo una parte importante de la de EEUU". Represión 'sistémica' "Lo mismo sucede a escala internacional, donde la presencia de Cuba en otros países solo puede asociarse a la labor humanitaria de curar y enseñar, en contraste con las aventuras agresivas e intervencionistas de EEUU que continúan causando víctimas inocentes entre la población civil de muchas naciones", añade. El informe de Washington sobre la situación de derechos humanos en el mundo denuncia que la represión de las libertades en Cuba es "sistémica" y que en 2011 se manifestó en "amenazas gubernamentales, intimidación, acoso y detenciones para evitar que los ciudadanos se reunieran libremente" así como en "arrestos arbitrarios". El documento advierte de que la mayoría de violaciones de los derechos humanos en la isla son "actos oficiales" cometidos "por orden del Gobierno" de Raúl Castro, lo que favorece un clima de impunidad en el país. También destaca que en 2011 hubo un "aumento significativo del número de detenciones a corto plazo", que en diciembre aumentaron hasta el nivel más alto en 30 años, con casi 800 arrestos contra disidentes. Fuente: El Mundo.es

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985