Cuba dice no a la Serie del Caribe

Este artículo es de hace 8 años
Cuba no estará en la Serie del Caribe 2013. La Serie del Caribe del 2013 no contará con la tan esperada y necesaria presencia de Cuba. A pesar de que la Confederación de Béisbol del Caribe había ofrecido a La Habana todas las garantías para la participación en la llamada Pequeña Serie Mundial Latinoamericana, las autoridades cubanas dejaron expirar el plazo para inscribirse en el certamen que se disputará en febrero del 2013 en la ciudad mexicana de Hermosillo. La CBC incluso había prometido que Cuba recibiría la misma cantidad de dinero que el resto de los participantes, a pesar de no poseer una liga profesional (al menos de manera oficial, aunque los peloteros cubanos se dedican única y exclusivamente a jugar béisbol). Principal animador en la primera etapa de estos certámenes nacidos en 1949, los cubanos dejaron de participar cuando Fidel Castro eliminó en 1962 el profesionalismo y proclamó lo que él llamó "el triunfo de la pelota libre (amateur) sobre la pelota esclava (profesional)". Su regreso tras tan prolongada ausencia inyectaría una bocanada de aire fresco a un evento moribundo, que necesita revitalizarse a toda costa, so riesgo de perecer. Cuba encajaría a la perfección en este proyecto de renacimiento, que en el 2013 tendrá también la disparatada presencia de Sudcorea. Pero, ojo, que Cuba no es "la última Coca Cola del desierto", aunque sus autoridades insistan en presentarse como tal. La Serie del Caribe necesita de Cuba como mismo Cuba necesita de la Serie del Caribe. Hace mucho que el béisbol de la isla dejó de ser el monstruo que aplastaba a cuanto rival se le ponía delante, en parte, porque entonces enfrentaba con un equipo de "profesionales de Estado" a bisoños amateurs casi adolescentes. Con la entrada de los profesionales a los principales eventos internacionales, a los cubanos se les hacen más difícil las cosas, aparte de que muchas de sus mejores figuras han decidido buscar mejor suerte en las Grandes Ligas, lo cual los inhabilita automáticamente para ser convocados a la selección nacional de su país, donde son considerados "traidores a la Patria". La Serie del Caribe sería el evento ideal para que los cubanos comenzaran a topar a un nivel más serio, un buen punto de partida para poder recuperar la salud de su béisbol. Incluso, el 2013 sería la fecha ideal para el regreso, pues serviría además de preparación para el tercer Clásico Mundial de Béisbol, a disputarse un mes después del torneo de Hermosillo. Pero la naturaleza del régimen pudo más que los intereses nacionales. La necesidad de controlar hasta el extremo a sus atletas y el temor a que algunos de ellos escapen en pos de un mejor futuro pesaron más que la necesidad de revitalizar un deporte que es parte inseparable de la cultura cubana. Con aislarse no resuelven nada. Sólo conseguirán que el béisbol cubano continúe su lamentable retroceso y no impedirán que sus peloteros aprovechen cualquier oportunidad para escapar. Porque lo que en realidad pasó con la eliminación del profesionalismo en 1962 fue que Castro esclavizó a sus peloteros y les prohibió escoger su propio destino. Fuente: ESPN Deportes.espn.go.com

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985