Termina invasión de cangrejos rojos en península cubana

Tras casi dos meses de viaje del bosque a la costa, los cangrejos rojos finalizaron su emigración anual, un espectacular tránsito por la península cubana de Guanahacabibes, Reserva de la Biosfera.


Este artículo es de hace 9 años
Tras casi dos meses de viaje del bosque a la costa, los cangrejos rojos finalizaron su emigración anual, un espectacular tránsito por la península cubana de Guanahacabibes, Reserva de la Biosfera. Millares de crustáceos recorren un largo itinerario en abril y mayo, en busca del litoral, sitio ideal para su ritual de apareamiento. Al terminar la etapa, regresan a sus moradas habituales, dentro de las tupidas áreas boscosas. Los lugareños recuerdan las interminables hileras de animales rojizos, interpretada como un aviso sobre la existencia de un territorio casi virgen en el extremo oeste de la isla. Con la llegada de las lluvias, comienza la migración de los cangrejos rojos (Gecarcinus ruricola) a quienes por lo general se les concede "el derecho de vía", en un lugar amparado por regulaciones y proyectos conservacionistas, aseguraron a Prensa Latina expertos del Parque Nacional radicado en esos predios. Considerados limpiadores de la naturaleza por alimentarse de detritos, protagonizan una agotadora travesía llena de obstáculos, hasta llegar a la costa, destino para la fecundación, explicó el investigador Abel Rojas. Las hembras retornan nuevamente al mar con el propósito de depositar los huevos en la orilla, que acoge también a tres especies de tortugas marinas. Poco después -añadió- los cangrejitos siguen el rastro de sus progenitores. El largo peregrinaje para dejar descendencia ocurre sólo en esa época del año, al concluir vuelven a las entrañas del monte. En busca del mar sortean las pisadas de distraídos caminantes y el paso de vehículos por caminos y carreteras. La acumulación de tungsteno confiere a los cangrejos un color rojizo y también propiedades tóxicas, por lo que no se recomienda su ingestión. Otra de las zonas de Cuba donde ocurre una invasión similar por la cantidad de individuos es la Ciénaga de Zapata, mayor humedal del Caribe insular. Famosa por sus deslumbrantes escenas marinas, la península de Guanahacabibes abriga a más de 200 especies de aves entre residentes y migratorias, venados, iguanas y jutías. Fuente: Prensa Latina

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.