"Ojalá nos dejen hacer en Canarias lo que hemos podido en Cuba"

Este artículo es de hace 8 años
La compañía petrolera Repsol hacía pública el lunes su intención de no seguir adelante con las prospecciones que realizaba en el mar al norte de Varadero, en Cuba, una situación que fue comparada durante los dos primeros días de la semana con las catas que está previsto que se hagan en Canarias. Ayer mismo, los presidentes de los Cabildos de Fuerteventura y Lanzarote, Mario Cabrera y Pedro San Ginés, ambos de CC, instaron a Repsol a aplicar a Canarias los mismos criterios que la han llevado a abandonar su proyecto en Cuba. En sendos comunicados, los dos cabildos sostienen que las mismas razones que han llevado a Repsol a no seguir adelante con sus planes para hacer prospecciones en aguas profundas a 72 kilómetros de la costa de Miami (EEUU) y 50 del litoral de Cuba deben aplicarse a los sondeos que el Gobierno español le ha autorizado a hacer en el Atlántico, a 60 kilómetros de Fuerteventura y Lanzarote. "La presión política internacional ha conseguido hacer desistir a Repsol de hacer trabajos petrolíferos frente a un área turística y ecológicamente muy importante", dijo Mario Cabrera. Sin embargo, la versión dada por la compañía a este periódico difiere ampliamente de la de que dio Cabrera. En primer lugar porque en el país caribeño se llegaron a hacer las prospecciones, algo que pretenden evitar tanto el Gobierno de Canarias como las dos corporaciones insulares citadas. "Ojalá que nos dejen hacer en Canarias lo que hemos hecho en Cuba", aseguraron las fuentes autorizadas de la petrolera, que desligaron el abandono de cualquier presión política y lo vincularon, únicamente, a la falta de resultados. "Había indicios y hemos hecho las pruebas, como las queremos hacer en Canarias. Se iniciaron en enero y han dado negativo, se ha visto que no había hidrocarburos y, por eso, hemos desistido", insistieron. Sin pegas de EEUU Las fuentes aseguraron que las pruebas contaban con todos los permisos por parte de Estados Unidos y que los instrumentos para realizarlas habían pasado todos los controles e inspecciones de ese país. Además, desde Repsol se explicó que las pruebas en Cuba se hicieron a 70 kilómetros de las costas y al norte de una zona turística sin que se hayan producido problemas. No obstante, y sumando su voz a la del presidente insular de Fuerteventura, el de Lanzarote sostiene que Repsol pretende "vender" la retirada de ese proyecto como "un fracaso en la perforación de los pozos porque no encontró petróleo", cuando, a su juicio, su renuncia "es muy probablemente el fruto de las presiones internacionales". Fuente: El Dia.es

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.