Jorge Ramos entrevistó al senador republicano Marco Rubio

Esta noticia es de hace 8 años
El periodista Jorge Ramos entrevistó al Senador Marco Rubio (Florida), cuyo nombre se ha barajado como probable candidato a la vicepresidencia de Estados Unidos por el Partido Republicano. Rubio habló de su libro que acaba de ser publicado, una autobiografía, del tema migratorio, el DCREAM Act y del distanciamiento que tuvo con el departamento de Noticias Univision a raíz de un reportaje. El Senador habló de Cuba, de su infancia, su abuelo, sus padres, su esposa, sus hijos y sus planes en el futuro inmediato. Univision presenta la transcripción de esta entrevista realizada el jueves 14 de junio, un día antes que la Administración del Presidente Barack Obama diera a conocer una medida de discreción para detener la deportación de miles de dreamers que esperan a que el Congreso, en un futuro cercano, debata y apruebe el DREAM Act.  La siguiente es la transcripción de la entrevista. Jorge Ramos: Senador, gracias por hablar con nosotros. Entiendo que en el pasado ha habido tensiones entre usted y el departamento de noticias de Univisión y le agradezco que haya aceptado conversar con nosotros de absolutamente todo. Senador Marco Rubio: No, para mí todo eso está en el pasado, yo creo que Univisión tiene un papel importante en comunicar al pueblo hispano en este país y con mucho gusto le doy las gracias, la oportunidad para hablar sobre mi libro y otros temas. Jorge Ramos: Hablando de su libro, lo acabo de leer. Me pareció sumamente interesante, es una tradición norteamericana en que todo aquel joven que quiere llegar a la presidencia escribe un libro. Lo hizo John F. Kennedy a quien usted cita en el libro, Barack Obama. ¿Quiere usted ser presidente de los Estados Unidos? Senador Marco Rubio: Bueno ese no fue el propósito del libro, ni tengo esa ambición en particular. Mira, el libro fue dos cosas. Primero, obviamente había otro libro que se estaba escribiendo sobre mí y yo pensaba que era importante y había interés en que yo escribiera un libro, así que para ser sincero, yo quería también dar mi versión de la historia, ¿no? Porque creo que eso es importante. Pero también quería compartir las cosas que yo he aprendido, las experiencias, los errores que he cometido y  también las victorias que hemos tenido, porque creo que hay muchas personas que se encuentran en posiciones similares en este momento y yo he encontrado siempre inspiración en los libros de otras personas. Incluso hablo en el libro, que yo leí el libro de Barack Obama, “The Audacity of Hope” y te puedo decir que aunque obviamente no comparto sus ideas políticas, las idea de un candidato aspirando al senado, como aspiró él, el cual no era el favorito, obviamente uno ve eso y piensa, bueno si él lo puede hacer, yo también. Jorge Ramos: Él fue el primer afroamericano en la presidencia,  ¿por qué no el primer hispano? Esa es la gran idea con usted, de que usted pudiera convertirse en el primer presidente hispano de los Estados Unidos. Senador Marco Rubio: Bueno, yo no creo que haya ningún impedimento a que un hispano se convierta en presidente de esta gran nación. Jorge Ramos: Marco Rubio, presidente de Estados Unidos. Senador Marco Rubio: Yo no, no es una ambición en lo particular y te voy a decir por qué. Obviamente, yo creo que si yo hago una buena labor en el senado, tendré otras oportunidades, posiblemente políticas, posiblemente en la prensa. Yo no sé, pero esas oportunidades se le presentan a uno si hace una buena labor. Lo que sí yo he aprendido es que cuando una persona se enfoca en una posición futura, es decir cuando uno dice, “bueno, el propósito de mi servicio acá, es de posicionarme para otra cosa”, casi siempre termina mal, y por eso yo siempre resisto ese tipo de pensamientos. Yo no sé qué oportunidades se me podrán presentar en el futuro, pero lo que sí sé es que tengo la oportunidad ahora de servir en el senado y aquí quiero hacer un buen papel. Jorge Ramos: En la página 47 de su libro, usted dice lo siguiente, usted le dice a su abuelo: “un ejército de exiliados debe existir para derrotar a Fidel Castro y convertirme en presidente de una Cuba libre”. Usted le dijo esto a su abuelo ¿quiere usted invadir Cuba? Senador Marco Rubio: No, obviamente eso lo dije cuando tenía unos once años, ¿no? Yo tenía otras ideas también. Jorge Ramos: Quería ser presidente de Cuba, curiosamente. Senador Marco Rubio: Y también quería hacer futbol americano profesional, y toda una serie de cosas… Jorge Ramos: O sea que la idea de invadir a Cuba no es… Senador Marco Rubio: No, eso no es una idea realmente realista, ni nadie… ni es necesario realmente en este momento. Pero obviamente, eran las palabras de un muchacho que se estaba criando cerca de su abuelo en Las Vegas, que escuchaba esos deseos de tener una Cuba libre y, obviamente, históricamente, ¿no? La liberación siempre ha venido o los mambises en Cuba o  la revolución americana siempre han venido a través de una  resistencia armada. Pero obviamente eso no es una política de un senador, es una política de un muchacho de nueve años, pero sí es una aspiración que tuve desde muy joven de participar de alguna manera en traer más libertad, libertad a Cuba. Jorge Ramos: Sus padres llegaron a los Estados Unidos en 1956 por cuestiones económicas y lo que muchos se preguntan es ¿por qué usted los apoya a ellos y por qué no apoya a otros como ellos? A millones de indocumentados que llegan aquí a los Estados Unidos. ¿Por qué a ellos sí y a otros no? Senador Marco Rubio: No bueno, primero y obviamente quiero estar claro, mis padres entraron legalmente en el año 56. Jorge Ramos: Pero por cuestiones económicas es a lo que me refiero, no políticas. Senador Marco Rubio: Sí, pero yo apoyo cien por ciento la inmigración legal, la reunificación de familias a través de un sistema legal. Pensamos que el sistema actual que tenemos legal de inmigración no funciona bien, hay que reformarlo, yo he presentado ya ideas concretas para empezar a reformar y modernizar el sistema de inmigración legal y cada día en nuestras oficinas recibimos a personas que tienen familiares en todas partes del mundo, que están buscando entrar a Estados Unidos legalmente. Yo apoyo eso, y es más, que he dicho claramente que el partido republicano se debe convertir, no en el partido antiinmigración legal, sino pro inmigración legal que beneficie al país y al futuro, y yo en esa posición he estado claro. Tenemos un problema de inmigración ilegal, yo creo que el sistema de inmigración legal que no funciona bien contribuye a eso. Yo trato de explicarle eso a las personas que por ejemplo, en Florida, hay muchísimas personas indocumentadas, no sé cuál es la cifra, pero sé que la mayoría, si no es una   mayoría que entraron legalmente. Jorge Ramos: Pero su padre trabajó en un hotel por ejemplo, fue barman. Su madre trabajó en labores de limpieza. La mayor parte de los inmigrantes indocumentados hacen este tipo de labores como hicieron sus padres. Entonces para muchos les parece que no es justo o egoísta que usted defienda a sus padres y no defienda a otros que hacen exactamente lo mismo que ellos. Senador Marco Rubio: No, pero yo defiendo a la oportunidad de personas de entrar legalmente a los Estados Unidos… Jorge Ramos: Pero no los que ya están aquí, o sea el problema son  los 11 millones de indocumentados que usted no está defendiendo. Senador Marco Rubio: Sí, pero mira, los 11 millones de indocumentados, si esa es la cifra, no se sabe bien, porque por ejemplo el año pasado por primera vez hay cifras que indican que posiblemente hemos perdido personas. Porque la economía de México ha mejorado… Jorge Ramos: Bajó de 12 millones a 11 millones y medio, según el Pew Hispanic Center. Senador Marco Rubio: Bueno, pero el punto, tenemos un problema serio, cómo arreglar ese sistema. Es imposible arreglar ese sistema sin el apoyo del pueblo americano que en este momento tiene una preocupación válida con un sistema de inmigración legal que no funciona y con un problema de inmigración ilegal que perjudica al país, eso hay que lidiar con eso, entonces hay que ganarse la confianza del pueblo americano, que yo creo que empieza haciendo medidas como seguir mejorando la seguridad de la frontera, que hay que reconocer, y yo lo he reconocido, yo he visitado la frontera, la situación de seguridad en la frontera sí ha mejorado, hay que seguir mejorándolo y decir que el caso de la frontera ya no es un caso de inmigración, tanto como un caso de seguridad y un caso humanitario. Jorge Ramos: Pero ¿qué haríamos con los 11 millones de inmigrantes indocumentados? Senador Marco Rubio: Pero a eso voy a llegar, es parte de un proceso. Segundo es que hay que crear un sistema de verificación electrónica que funcione. Nosotros lo utilizamos aquí en la oficina, que le da al empleador y al empleado una manera costeable de poder verificar que las personas que están buscando empleo están aquí legalmente. Si podemos lograr eso, entonces tengo la confianza que se crea el espacio político para reformar el sistema de inmigración legal y mejorar el sistema de inmigración, modernizarlo. Jorge Ramos: Quiere más seguridad en la frontera, pero eso para muchos es una excusa. El número de indocumentados ha bajado, las ciudades fronterizas son las más seguras que tenemos aquí en los Estados Unidos. Senador Marco Rubio: Pero ha mejorado el sistema. Jorge Ramos: El número de deportaciones ha aumentado como nunca antes en la historia y la verdad 4 de cada 10 indocumentados llegan por avión. Es decir, ¿no es una excusa de ustedes para no hacer nada? Senador Marco Rubio: Al contrario, lo vuelvo y repito. Es parte de un proceso, hay que ganarse la confianza del pueblo americano que tiene que entender estas cifras… Jorge Ramos: Pero la frontera ya está segura. Senador Marco Rubio: Si pero hay que seguir mejorando. Y eso tiene que ser constante. Jorge Ramos: ¿Pero hasta cuándo senador, el problema es hasta cuándo? Senador Marco Rubio: Bueno, ya ahí estamos, entonces, si primero podemos ganarnos la confianza del público americano para hacer dos cosas: modernizar el sistema de inmigración legal. Un sistema moderno que por ejemplo tenga un sistema de trabajadores temporales, yo creo que muchas de estas personas que se encuentran en este momento sin documentos, si existiera un sistema de “guest worker” como dicen en inglés, muchas de esas personas utilizarían eso. Yo creo que si hacemos todo eso, pues entonces llegamos a un momento en que sí se puede hacer algo sobre esas personas que se encuentran aquí sin documentos. Jorge Ramos: Pero faltan muchos años para eso. Senador Marco Rubio: No, no creo que deban faltar muchos años. Jorge Ramos: Es que a muchos les parece injusto que usted defienda a sus padres que fueron inmigrantes por cuestiones económicas y que no haga lo mismo por otros. Marco Rubio: Si, pero, Jorge, mis padres fueron inmigrantes por razones económicas, aunque las razones económicas en Cuba siempre fueron políticas desde antes de Castro, pero bueno, pero yo defiendo a los inmigrantes legales también. Yo defiendo ese sistema. Jorge Ramos: Pero no a los indocumentados. Hay 11 millones que usted no defiende. Marco Rubio: Pero es que eso no es correcto. Yo vuelvo y repito, este no puede ser el único país del mundo que no tiene un sistema de inmigración de leyes que no se cumplen. Ahora, sí tenemos un problema, tenemos a nueve, 10, 11 millones de personas, de seres humanos, como yo he escrito en el libro, son seres humanos que se encuentran en una circunstancia, la misma la cual nosotros encontraríamos si estuviéramos sufriéndola. Entonces, ¿qué es lo que no va a ocurrir? No vamos a deportar a 11 millones de personas.  Tampoco se les va dar amnistía. Jorge Ramos: ¿No cree en la idea de la auto deportación de Mitt Romney? Senador Marco Rubio: No vamos a deportar a 11… Es que el pueblo americano no lo va a apoyar cuando vea las consecuencias de eso y la cara humana de ese tipo de cosas. Tampoco vamos a dar la amnistía a 11  millones de personas. No existe ese apoyo, dentro de esas dos opciones que no son opciones, hay una solución. Yo pienso, que si podemos ganarnos la confianza del pueblo americano sobre lo que es la seguridad, si podemos modernizar el sistema de inmigración legal, se nos convierte más fácil lidiar con el tema de estas personas. No es fácil, nunca va a ser fácil, pero más fácil. Jorge Ramos: Es decir, usted, por ahora, no está a favor de la legalización de indocumentados. Senador Marco Rubio: Yo creo que primero tenemos que hacer las medidas que hemos tomado y entonces buscar una solución que una al país, ayudar a esas personas y ayudar al país a lidiar con 10 millones de personas que se encuentran sin documentos. Jorge Ramos: Pero por ejemplo, su abuelo, Pedro Víctor García, en 1962 recibió una orden de deportación, esto de acuerdo con el libro de Manuel Roig Franzia, y estuvo ilegalmente en Estados Unidos hasta 1967, cuando revisan su caso y finalmente se queda aquí. ¿Por qué su abuelo sí recibió el apoyo y la generosidad de este país? Y ¿por qué no hace usted exactamente lo mismo? Senador Marco Rubio: Bueno, es una buena pregunta, yo me he enfocado en eso. Jorge Ramos: Muchos creen que es una hipocresía el que a su abuelo le hayan hecho esto y usted no defiende a otros como a su abuelo. Senador Marco Rubio: Sí, pero sí los defiendo. Mira, el caso de mi abuelo, y creo que eso es lo que trae al tema es que la situación de inmigración y de las personas no documentadas no es igual. No todo el mundo entró de la misma manera. Jorge Ramos: A su abuelo lo iban a deportar. Senador Marco Rubio: Sí, pero déjame dar varios ejemplos. En Miami, yo conozco a muchas personas que están indocumentados y la razón por la que están indocumentados es porque le dieron $5 mil a un abogado, a un notario, a que le hicieran los papeles, no hicieron absolutamente nada y esas personas quedaron así. En el caso de mi abuelo, mi abuelo había huido a Cuba, en Cuba por ejemplo era imposible emigrar legalmente desde Cuba en ese año, porque los Estados Unidos no tenía ya consulado ni relaciones diplomáticas, y llegó a los Estados Unidos. Era imposible deportarlo, deportarlo a un país que los Estados Unidos había invadido en el 61 a través de Bahía de Cochinos y que estaba a 4, 5 semanas de la crisis de los cohetes. Jorge Ramos: La realidad es que su abuelo estuvo ilegalmente en los Estados Unidos. Senador Marco Rubio: Sí, pero a través de una situación humanitaria, porque en Cuba hubo un comunismo y tuvo que huir de eso. Ahora, me alegro que me preguntes sobre eso, porque ese es uno de los ejemplos que yo estoy utilizando sobre el caso de los muchachos que se encuentran en este país de manera indocumentada. Cuando a uno lo traen cuando tiene 7, 8, 9 ó 10 años no es culpa de esa persona, y no solamente no es culpa de ellos, no se encuentran en una situación humanitaria y este país tiene una larga trayectoria y tradición de ayudar a personas en situaciones humanitarias como mi abuelo, como miles de cubanos que casi todos los cubanos que vinieron en esos años venían técnicamente ilegal, porque si uno llega en una lancha de Cuba, esa no es la manera, pero el país los acomodó, igual que acomodó a personas de Nicaragua, acomodamos a otros refugiados y debemos acomodar a esos muchachos también. Jorge Ramos: Pero usted entiende la incomodidad de muchos hispanos cuando lo oyen a usted, saben que sus padres vinieron por cuestiones económicas, que su abuelo estuvo ilegalmente en Estados Unidos y que usted no está defendiendo a los indocumentados, igual que ellos, senador. Senador Marco Rubio: No, pero es que mira pero yo no entiendo ese argumento porque yo si defiendo a las personas que vienen por razones económicas. Jorge Ramos: Pero no a los indocumentados. Senador Marco Rubio: No pero es que vuelvo y repito, mis padres en el año ‘56 y mi abuelo con ellos entró legalmente a ese país en este año a través de un proceso de migración legal. Yo defiendo, y no solamente lo defiendo sino que creo que es esencial para el futuro económico de este país. Jorge Ramos: Si, pero hablemos del “Dream Act”. Senador Marco Rubio: Si… pero déjame terminar ese pensamiento. Yo creo que es esencial que este país tenga un sistema en la cual las personas puedan emigrar a este país por razones económicas pero a través de un sistema legal que funcione como el que utilizaron mis padres en el ‘56. En el caso de mi abuelo cuando entró por segunda vez, entró como refugiado huyendo a un comunismo y este país nunca debe abandonar su trayectoria y su historia como un país de compasión que ayuda a las personas que estén huyendo de circunstancias como ésas. Jorge Ramos: A lo que me refiero es que usted tuvo en su familia a un indocumentado, a eso me refiero. Senador Marco Rubio: Vuelvo y repito pero las circunstancias de no ser documentado siempre son distintas y eso hay que entenderlo cuando uno argumenta. Es algo que yo le explico… Jorge Ramos: Usted tuvo un indocumentado en su familia. ¿Y por qué no defiende a otros indocumentados? Senador Marco Rubio: Pero sí lo hago. ¿Cómo que no lo estoy haciendo? Pero vuelvo y repito Jorge. No es cierto Jorge. Jorge Ramos: Es que no los está defendiendo Senador… si quiere hablemos del Dream Act… hay 2 millones. Senador Marco Rubio : No pero no quiero dejar ese pensamiento porque no es cierto. Jorge Ramos: Es que no veo a que indocumentados está usted ayudando Senador. Senador Marco Rubio: Bueno primero Jorge yo… cada persona que llega de refugiado a este país, si uno viene refugiado o escapándose de Cuba, por ejemplo o Nicaragua, o Dios no quiera Venezuela en un futuro, esa persona no tiene manera de entrar legalmente si te estás escapando de tu país como hicieron los cubanos… Jorge Ramos: Entiendo el caso de Cuba, entiendo el caso perfectamente… Senador Marco Rubio: Como es el caso de mi abuelo… ahora estamos hablando del caso de los indocumentados en este momento. Depende de qué indocumentados estás hablando, sí hay personas que no tienen documentos en este país. Jorge Ramos: Estoy hablando de 11 millones de indocumentados que vinieron por razones económicas. Senador Marco Rubio: Pero todos son distintos, los 11 millones no son todos iguales. Jorge Ramos: La mayoría por razones económicas como sus padres. Senador Marco Rubio: Sí pero no han cruzado la frontera como bien has dicho. Hay 11 millones de personas pero de entre ese 11 millones hay personas que entraron legalmente y se han quedado porque la situación en Venezuela, otros han entrado y se han acomodado a la vida aquí…Otros son niños que entraron cuando eran muy jóvenes cada caso es distinto y creo que si hay personas dentro de ese campo, específicamente los jóvenes que sí se pueden acomodar…pero lo que no va a ocurrir en este país es darle amnistía a 11 millones de personas, eso no es realista, no hay apoyo para eso ni va a existir. Jorge Ramos: Pero usted dice que sí está ayudando a indocumentados. Usted sobre la ley antiinmigrante de Arizona, la SB1070 que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos dice que discrimina y persigue a inmigrantes y a hispanos…usted dijo en la página 271… si  estuviera en sus zapatos, se refiere a los legisladores de Arizona, también habría votado a su favor. ¿Por qué apoya usted una ley que en la práctica persigue y discrimina a hispanos? Senador Marco Rubio: Bueno mira la ley de Arizona no es blanco y negro… primero la ley de Arizona aplica a un estado en específico que tiene una situación migratoria muy distinta al resto del país. Y lo que yo he dicho claramente es que número uno yo entiendo porqué los legisladores de Arizona de ese estado en específico que enfrenta un tema migratorio muy distinto a la de la Florida u otros estados. Por qué reaccionaron de la manera que reaccionaron. Creo que tienen como estado el derecho de hacerlo pero no creo que la ley de Arizona deba ser un modelo para el resto del país. Jorge Ramos: Usted está los está apoyando a ellos y ellos están persiguiendo hispanos. Usted sabe el miedo que hay en Arizona. Usted tomó partido con ellos. Senador Marco Rubio: No, no porque lo que yo he dicho es que esa ley no es un modelo para el país. Jorge Ramos: Pero dijo si estuviera en sus zapatos yo habría votado a su favor. Senador Marco Rubio: Porque si uno es un legislador de un estado en Arizona que ve la frontera abierta, que ve en aquel entonces por ejemplo y sigue siendo una violencia que está cruzando la frontera de ambas partes, ve las ciudades de su estado amenazado, ve que el gobierno federal no está haciendo su papel o su trabajo y tiene ciudadanos de su estado incluso ciudadanos hispanos que están pidiendo algún tipo de ayuda, los legisladores de este estado están respondiendo a esa inquietud. Por otra parte… si pero Jorge perdón… Jorge Ramos: Sí pero cómo puede… va en contra de los hispanos esa ley. El departamento de Justicia lo dice. Senador Marco Rubio: No, el Departamento de Justicia dice muchas cosas. La realidad es que el Departamento de Justicia no piensa que esa ley es constitucional. Jorge Ramos: Pero cuando le digo que usted no defiende los indocumentados a ese tipo de cosas me refiero. Senador Marco Rubio: No pero mira, pero lo que le he explicado yo no, yo no creo que la ley de Arizona debe ser un modelo para el país. Jorge Ramos: Pero usted dijo que la apoyaría senador, ese es el problema. Senador Marco Rubio: Sí pero en el caso de Arizona entiendo porque lo hicieron, pero no creo que sea lo ideal. Lo que yo he dicho es que lo ideal en una política federal sobre la inmigración, que lidie, eso le corresponde al gobierno federal en eso yo siempre he estado claro pero cuando el gobierno federal no toma asunto cuando no toma atención a un asunto entonces los estados van a reaccionar y tienen un derecho de reaccionar. No quiere decir que eso es lo que hagan otros estados y como yo he dicho repetidamente yo no creo que la ley de Arizona es un modelo. Yo no lo quiero en la Florida ni creo que es necesario en otros estados y quisiera que llegaremos a un momento. Jorge Ramos: Pero lo apoyó. Esa impresión de que usted apoya una ley que discrimina y persigue a hispanos, Senador. Senador Marco Rubio: Sí pero mira, pero otra vez la ley de Arizona… Yo creo que si el caso hubiera sido distinto los resultados hubieran sido iguales. Si tú tienes una amenaza en la frontera de tu estado. Jorge Ramos: Pero se puso del lado de los victimarios que están persiguiendo a hispanos. Senador Marco Rubio: Pero, Jorge, Arizona tiene un caso muy especial una frontera con México que se ve amenazado a través de la violencia que está cruzando la frontera afectando ciudadanos norteamericanos, hispanos incluso en Arizona que buscaron a que su gobierno estatal reaccionara a esa realidad y la reacción fue esta ley. Jorge Ramos: Y las consecuencias son terribles. Senador Marco Rubio: Bueno, eso es otra… Jorge Ramos: Hay miedo, hay una persecución. Senador Marco Rubio: Pero eso es la consecuencia cuando el gobierno federal no hace su papel y entonces los estados empiezan a hacer leyes de inmigración y las leyes de inmigración tienen ese impacto como están teniendo en otros estados ahora también. Jorge Ramos: Y los hispanos de Arizona no ven a su senador al más joven de los Estados Unidos, hispano que sale a defenderlos. Senador Marco Rubio: Bueno yo defiendo el sistema de inmigración legal. Jorge Ramos: Sí pero no a los hispanos de Arizona. Senador Marco Rubio: Sí pero es que nos es correcto… eso es entonces decir que los hispanos están a favor de la inmigración ilegal y los hispanos no están a favor de la inmigración ilegal. Jorge Ramos: La mayor parte de los hispanos según el Pew Hispanic Center favorecen una reforma migratoria para legalizar a indocumentados. Marco Rubio: Pero no apoya la inmigración ilegal. Decir que el pueblo hispano está pidiendo que este país ignore sus leyes y apoye la inmigración ilegal es injusto… ahora lo que sí es realidad… Jorge Ramos: Pero el Pew Hispanic  dice que la mayor parte de los hispanos favorecen la legalización de indocumentados. Marco Rubio: Pero es que lo que pasa es que la mayoría de los hispanos incluso yo y usted también conocemos a seres humanos afectados por esta realidad que se encuentran sin documentos. Para nosotros y nuestra comunidad el tema de migración no es un tema teoría, no es un artículo de periódico es una realidad humana de un ser humano que nosotros queremos, compartimos con ellos son nuestros vecinos. Entonces uno dice bueno quisiéramos arreglar su situación pero entendemos que hay que haber leyes de inmigración. Jorge Ramos: Pero usted es el primer senador hispano en la historia de los Estados Unidos, el primero de siete que no favorece una reforma migratoria. Senador Marco Rubio: Pero eso no es correcto, yo sí favorezco una reforma migratoria. Jorge Ramos: Pero no la legalización de indocumentados. Senador Marco Rubio: Lo que no favorezco las ideas del presidente Obama y algunas personas en la izquierda cómo reformar el sistema. Jorge Ramos: Es el primer de los siete senadores hispanos que no favorece la legalización de indocumentados. Senador Marco Rubio: Pero es que tampoco no es correcto. Porque, por ejemplo, yo he dicho que en el caso de estos muchachos  que no es culpa de ellos hay que buscar la manera de acomodarlos y también he dicho que la creación de algún sistema de “guest worker” o de trabajador temporal ayudaría a legalizar a muchas personas que en este momento se encuentran en situaciones como las que usted me ha dicho, pero lo mejor que nosotros podemos hacer es crear un sistema de migración legal que funcione que sea moderno y si podemos hacer eso entonces este tema de inmigración ilegal dentro de los hispanos es más fácil lidiar con eso. Jorge Ramos: Deje… Hablemos del DREAM ACT. El Dream Act le permitiría a 2 millones de estudiantes indocumentados quedarse en los Estados Unidos y legalizar su situación… Pero en septiembre del 2010 usted dijo, y hablando del Dream Act  esencialmente le daría una amnistía a 2 millones de personas, usted lo dijo en el 2010, tampoco está  apoyando a estos dos millones de jóvenes. Senador Marco Rubio: Bueno, tampoco no es correcto. Yo no apoyo el Dream Act como ha sido escrito. Yo estoy proponiendo y pronto vamos a proponer una ley que yo creo  que va a tener mucho apoyo bipartidista, si Dios quiere, que va a ayudar a muchísimos de estos muchachos que se encuentran aquí bajo estas circunstancias. Jorge Ramos: ¿Cómo sería su propuesta? Senador Marco Rubio: Bueno, distinto al Dream Act. Empieza por darle a estos muchachos que califican, que entraron antes de cierta edad, que han vivido aquí, se gradúan de  la secundaria, no tienen ningún historial criminal, desean seguir sus estudios, se les daría una visa, una visa de estudiante básicamente que pueden seguir renovando cuando terminen sus estudios reciben una visa de trabajador que pueden seguir trabajando en este país. Eso le da la oportunidad de vivir en este país, trabajar, comprar casa, casarse, hacer todo lo que hace pero obviamente no son ciudadanos. Jorge Ramos: ¿Con un límite de edad? Senador Marco Rubio: Bueno obviamente el limite no hemos establecido todavía el límite de edad ni de abajo ni de arriba y hemos trabajado con los muchachos afectados para crear esas condiciones. Después de 10 años básicamente, no tendrán ningunas condiciones sobre ellos y en ese momento estarán en la misma posición que cualquier otra persona en este país con una visa no migratoria. Jorge Ramos: ¿A cuántos ayudaría? ¿Cuántos serían? Senador Marco Rubio: Bueno,  ese es uno de los detalles que estamos buscando y obviamente por eso no hemos presentado la ley todavía. Las personas que van a querer saber cuántas personas son afectadas o ayudadas por esto, cuánto costaría, si tiene costos, y esos son detalles que tenemos que saber  que dependemos de los profesionales aquí en la burocracia. Jorge Ramos: Senador  usted, sus críticos del partido demócrata dicen que usted quiere hacer esta propuesta de un Dream Act light, por llamarlo de alguna forma, para ganar votos que es una propuesta cínica para ganar votos en un año electoral porque el partido republicano va perdiendo el voto hispano. Senador Marco Rubio: Bueno dos cosas, primero obviamente mis críticas en la izquierda y el partido demócrata siempre me van a criticar, es lo que ellos hacen. Segundo, yo creo que esto no va a tener ningún impacto sobre las elecciones en fin yo no creo que esta propuesta va a cambiar. Jorge Ramos: No es para ganar el voto hispano. Senador Marco Rubio: No es que yo creo que para ganar el voto hispano  para los republicanos esto no se trata de los próximos cuatro meses, eso se trata de los próximos 40 años, eso se trata de comprometerse a explicar claramente cuáles son nuestras posiciones sobre temas económicos, etc. Y no hacerlo solamente en anuncios de 30 segundos durante en septiembre y octubre. Hay que comprometerse al largo plazo de hacer eso no es un compromiso de cuatro cinco meses y creo que queda mucho por hacer todavía, yo no creo que esta ley o esta propuesta vaya a tener un impacto sobre el electorado ni a favor ni en contra. Jorge Ramos: En un momento regreso al tema de la campaña electoral en este 2012 pero quisiera regresar a algo un poco más personal y que motivó este conflicto entre Univisión y usted. En la página 69 usted describe como algo terrible en 1987 cuando usted regresa a su casa ve a su madre y la ve muy mal y entonces se entera que Orlando Sicilia, el esposo de su hermana Bárbara, había sido arrestado y acusado de algún delito relacionado con droga, según usted escribe en el libro. Y luego su cuñado sería condenado a 25 años de prisión eso es exactamente los mismo que nosotros dijimos en Univisión entiendo que eso le haya molestado a usted y a su familia, lo entiendo perfectamente, pero, la pregunta es como periodistas, los votantes no tienen el  derecho de saber qué tipo de relación tenía usted con alguien vinculado al narcotráfico si usted puede llegar a la vicepresidencia. Senador Marco Rubio: Bueno primero dos cosas Jorge. Numero uno yo creo que y lo voy a explicar porque lo que ocurrió con Univisión en ese caso fue algo muy lamentable creo que aun va a quedar como una marca muy negra en la historia de la cadena Univisión y de noticias Univisión, y te voy a explicar por qué. Si ustedes tenían preguntas y le digo ustedes a Univisión sobre qué impacto eso tuvo sobre mí, me hubieran llamado directamente. Desafortunadamente eso no fue lo que hizo Univisión. Univisión llamó a personas relacionadas al caso, Univisión llamó a mi hermana directamente, Univisión se apareció fuera de la casa. Jorge Ramos: Buscamos en su oficina una respuesta. Senador Marco Rubio:  No, no es correcto. Univisión llamó primero a mi hermana, estacionó un equipo de cámaras fuera de la casa de mi mamá tratando de captar las cámaras, es decir, que si realmente la historia fue sobre mí, me hubieran contactado a mí primero. Jorge Ramos: Usted tenía 16 años. Senador Marco Rubio: Déjame terminar perdóname Jorge… entonces toda esta serie de cosas, pero va mas allá de eso… después en primera plana del noticiero nacional de Univisión, entiendo que usted no estuvo en el aire esa noche, pero en primera plana del noticiero Univisión nacional pusieron la historia que no se trataba sobre mí, era la historia personal de dos ciudadanos privados que no tienen absolutamente nada que ver. Jorge Ramos: Pero vinculados a usted. Senador Marco Rubio: Bueno, entonces me hubieran preguntado a mí sobre esos vínculos, yo con mucho gusto les hubier

Esta noticia es de hace 8 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.