Paquito D’Rivera y su sexteto interpretan a Piazzolla en México

Este artículo es de hace 8 años
El destacado músico ofreció un concierto en el recién inaugurado Centro Cultural Roberto Cantoral de la Sociedad de Autores y Compositores Mexicanos en capital mexicana “Tan pronto llego a México y me como tres tacos al pastor me pongo padrísimo; esta noche quiero tocar padrísimo para ustedes: quiero que digan que fue un concierto de poca madre. Yo no entiendo muy bien esas expresiones de padre y madre, pero me gustan”, así comenzó el concierto del saxofonista alto/clarinetista cubano Paquito D’Rivera (1948) y su sexteto, el fin semana pasado (22 y 23 de junio) en el recién inaugurado Centro Cultural Roberto Cantoral de la Sociedad de Autores y compositores de México (SACM) de la capital del país azteca. Rotundo homenaje al bandoneonista y compositor argentino Astor Piazzolla (1921–1992), pionero del tango moderno, próximo a cumplirse el 4 de julio 20 años de su desaparición física. Arranca Héctor Del Curto’s con un solo instrumental en el que los balanceos del bandoneón se adueñan del suspiro de la noche. Sigue un puente que va de “Adiós Nonino” (Piazzolla) a “Blues para Astor Piazzolla” (Diego Urcola), de “Tercer Movimiento del Concierto para Bandoneón y Orquesta” (Piazzolla) a “Libertango” (Piazzola), de “Preludio 3” (Pansera/Gilliespie) a “Balada para un loco” (Piazzolla/Ferrer) —interpretada por la invitada soprano portorriqueña, Brenda Feliciano. “Oblivion” (Piazzola) en arreglo de habanera/danzón (“Yo sé que a los mexicanos no le gusta el danzón, por eso les traje este tangozón, para castigarlos”, interviene Paquito) y “Muerte feliz del ángel” (Piazzolla) en abierto arreglo afrocubano: Paquito baila en escena, la trompeta de Urcola mambea los empalmes armónicos y el percusionista mexicano Miguel Cruz conguea el montuno. El bandoneón de Curto’s todavía zumba en los resquicios. La trompeta y el trombón del bonaerense Diego Urcola resuellan en los limbos de la noche. Piano (Alex Brown), contrabajo (Zach Brown) y batería (Eric Drob) en diálogo con uno de los mejores clarinetistas del jazz contemporáneo. Viernes y sábado de un Paquito D’Rivera dueño absoluto de la sala Roberto Cantoral. Tango untado de Jazz, danzón, montuno afrocubano y mambo: Piazzolla galopaba en las callejuelas empedradas del antiguo barrio de Xoco en el sureste del convulso Distrito Federal. Fuente: CubaEncuentro.com

Este artículo es de hace 8 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985