Cuba busca proteger sus habanos

Cuba, que tiene al habano como uno de sus productos insignia de exportación, busca protegerlo después de que ha sido objeto de falsificación en reiteradas ocasiones.


Este artículo es de hace 8 años
Cuba, que tiene al habano como uno de sus productos insignia de exportación, busca protegerlo después de que ha sido objeto de falsificación en reiteradas ocasiones. El reciente decomiso de falsos habanos por agentes del Ministerio Público de Costa Rica en varios locales comerciales de San José, reafirma la necesidad de que los fumadores de los famosos tabacos cubanos conozcan las cualidades de los puros hechos en la isla para evitar estafas, reseñó el semanario económico "Opciones". De acuerdo con la publicación, los compradores deben conocer una serie de signos de distinción que caracterizan cada presentación de esos productos, resguardados bajo la Denominación de Origen Protegida (DOP). Los auténticos tabacos cubanos tienen Denominación de Origen Protegida, término legal que se reserva para calificar a los mayores de tres gramos, fabricados en la isla, conforme a las normas de calidad establecidas por su industria tabacalera, con variedades de hojas del tipo negro cubano, cultivado en regiones específicas, amparadas también con denominaciones de origen. Por ello, en las presentaciones actuales de los habanos destaca el sello de garantía de la República de Cuba, timbre que aparece en todos los productos tabacaleros fabricados en la isla, y que se empleó por primera vez en 1889, por decreto del Rey de España. En 1912, el gobierno independiente de Cuba aprobó una ley que autorizaba el uso de un nuevo diseño, similar al que se utiliza hoy, al cual se le realizó una ligera modificación en 1931, y añadió en 1999 un número de serie en rojo y un emblema sólo visible bajo la luz ultravioleta. En 2009, se introdujo otro que se diferencia del anterior al incorporar una banda holográfica en el extremo derecho y un código de barras en la parte izquierda, junto al Escudo de la República de Cuba, que personaliza cada envase y permite hacer un seguimiento de todas las fases de su comercialización desde su salida de Cuba. Esas marcas permiten que el producto sea identificado en cualquier parte del mundo, y proporcionan información adicional sobre su distribuidor, el número de factura y otros detalles. En la actualidad, todas las cajas y petacas llevan además en el extremo superior derecho, el sello Habanos, añadido en 1994, para indicar la DOP, y los fondos de todas las cajas, desde 1960, tienen una marca estampada en caliente con las palabras Habanos S.A., Hecho en Cuba, Totalmente a Mano. La comercializadora en exclusiva de todas las marcas tabacaleras cubanas, tanto en Cuba como en el resto del mundo, es la empresa mixta Habanos S.A., fundada en 1994, líder mundial en la comercialización de puros Premium, como se denomina a los que son hechos totalmente a mano. Esa corporación, propiedad a partes iguales de la estatal Cubatabaco y la española Altadis, está presente en los cinco continentes, y sus productos son implantados en más de 150 países mediante sus distribuidores. En la actualidad, más del 90 por ciento de su facturación global proviene de la actividad internacional. Habanos S.A. distribuye 27 marcas cubanas, con más de 220 vitolas, entre las que destacan Cohíba, Montecristo, Romeo y Julieta, Partagás, Hoyo de Monterrey y H. Upmannl, además de Trinidad, Cuaba, Vegas Robaina y San Cristóbal de La Habana, entre otras. La empresa vende en unos 150 países y controla el 35 por ciento del mercado mundial de puros Premium, cifra que aumenta hasta el 75 por ciento si se excluye a Estados Unidos, donde los productos cubanos están prohibidos. Cada año se fuman más de 100 millones de habanos en todo el planeta, y aunque los cubanos son grandes fumadores, consumen sobre todo cigarrillos en una cifra que llega a los 200 millones de unidades anuales. Fuente: Spanish.peopledaily.com.cn  

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba