El aeropirata William Potts protesta por el trato legal que recibe en EEUU

El estadounidense compareció este jueves ante un tribunal federal. Se describió como un agricultor que gana 'aproximadamente 200 pesos cubanos'.


Este artículo es de hace 8 años
El estadounidense compareció este jueves ante un tribunal federal. Se describió como un agricultor que gana 'aproximadamente 200 pesos cubanos'.  William Potts, el estadounidense que secuestró un avión para desviarlo a La Habana hace casi 30 años, compareció este jueves ante un tribunal federal y protestó por su trato legal, informa Potts fue arrestado en el Aeropuerto Internacional de Miami el miércoles tras haber decidido volver a su país desde La Habana para ser procesado. El estadounidense afronta una pena de 20 años a cadena perpetua si es condenado en Estados Unidos por secuestrar un vuelo de Piedmont Airlines en 1984. "Con total respeto, tengo que protestar por estos procedimientos", dijo Potts al tribunal antes de tomar juramento. El juez lo interrumpió antes de que pudiera proseguir sobre el motivo de su protesta. "Soy un agricultor y gano aproximadamente 200 pesos cubanos (alrededor de 10 dólares) al mes", agregó Potts cuando se le consultó por su situación financiera para determinar si estaba calificado para tener un defensor público. El acusado pareció reírse cuando la jueza Alicia M. Otazo-Reyes preguntó si tenía acciones o bonos. Respondió que no. En el juicio estadounidense contra Potts, también conocido por los alias William Freeman y Teniente Spartacus, dijo que el avión que secuestró partió desde Nueva York y él entregó una nota a un asistente de vuelo en la que decía que había colocado explosivos a bordo. Potts pensaba que sería recibido en Cuba como un "compañero revolucionario", pero en lugar de ello fue arrestado cuando el avión llegó a La Habana, condenado por piratería aérea y enviado a prisión, donde estuvo 13 años. Luego fue liberado y se quedó en la Isla, se casó y tuvo dos hijas que viven en Estados Unidos desde 2012. Potts, quien dijo que esperaba que Estados Unidos tomara en consideración el tiempo que estuvo preso en Cuba, sería uno de los últimos miembros de las Panteras Negras, un grupo miliciano nacionalista negro, varios de cuyos miembros, prófugos de la justicia estadounidense, viven refugiados en Cuba. Otros han regresado a su país para enfrentarse a largas penas de prisión o han muerto. La Habana ha devuelto regularmente a los fugitivos estadounidenses desde 2006, pero Washington dice que decenas permanecen en la Isla. Fuente: Diario De Cuba

Archivado en:


¿Tienes algo que reportar?
Escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +1 786 3965 689

Necesitamos tu ayuda:

Como tú, miles de cubanos leen y apoyan el periodismo independiente de CiberCuba. Nuestra independencia editorial comienza por nuestra independencia económica: ninguna organización de ningún país financia CiberCuba. Nosotros hacemos nuestra propia agenda, publicamos nuestras opiniones y damos voz a todos los cubanos, sin influencias externas.

Nuestro diario se ha financiado hasta hoy solamente mediante publicidad y fondos propios, pero eso limita lo que podemos hacer. Por esto pedimos tu ayuda. Tu aporte económico nos permitirá hacer más acciones de periodismo investigativo y aumentar el número de colaboradores que reportan desde la isla, mientras conservamos nuestra independencia editorial. Cualquier contribución, grande o pequeña, será muy valiosa para nuestro futuro. Desde solo 5$ y con solo un minuto de tu tiempo puedes colaborar con CiberCuba. Gracias.

Contribuye ahora

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba