Cuba prepara "día cero" de unificación monetaria

Este artículo es de hace 5 años
El gobierno prepara "el día cero" de unificación de las dos monedas que circulan en Cuba tras un año exacto de anunciarse ese proceso, considerado "imprescindible" por los economistas y esperanzador por los cubanos. No existe ún una fecha prevista para el acontecimiento, el cual debe dejar solitario al peso nacional, con el cual la gran mayoría de los ciudadanos en Cuba ganan sus salarios mensuales, de bajo poder adquisitivo, cuyo promedio oscila entre los 500 y 600 pesos nacionales, equivalentes a 20 y 25 CUC, moneda-divisa cubana, también circulante, casi a la par con el dólar. Hasta el momento, se anunciaron medidas ya en marcha hacia el término de la dualidad, iniciada durante la profunda crisis de la década de los años 90 por la caída de la URSS. Una parte de esas medidas tienen un marco solo estatal, y una tercera se aplica en supermercados y tiendas del país e incide en los bolsillos de los individuos. Esta última es la autorización oficial para que los clientes de esos negocios estatales puedan pagar sus facturas tanto en pesos nacionales como en CUC. "Creo que es buena la medida porque así no hay necesidad de cambiar los pesos en CUC antes de entrar al supermercado", dijo a ANSA Eloísa, una empleada de oficinas. "Pero, la verdad, uno solo gana eso, porque la tasa de cambio entre el peso y el CUC se mantiene igual", agregó. La especulación más frecuente entre los cubanos es si esa tasa cambiará o no cuando llegue el "día cero". El criterio de algunos es que sí. "Probablemente la tasa de 24 pesos por un CUC disminuya, pero no mucho porque hay poca mercancía en oferta", aseguró Pedro Farías, un empleado del comercio quien dijo haber leído "en alguna parte" ese pronóstico. Las autoridades han prometido respetar los ahorros de los cubanos cuando aplique la medida, tanto si los guardan en los bancos como en casa. Esta semana Ernesto Medina, ministro-presidente del Banco Central de Cuba (BCC), confirmó en una entrevista con la prensa local que el fin de la dualidad monetaria "no afectará el estado de las cuentas bancarias". Subrayó que "estas se convertirán de forma automática, con el propósito de proteger a los clientes". Agregó que "es lógico establecer el peso cubano como única moneda, y mantener el nivel de los precios minoristas, por lo que se necesitará de mayor cantidad de circulante", Afirmo que se analiza "la posibilidad de emitir billetes de más alta denominación". Por su parte, el recién nombrado Ministro de Economía, Marino Murillo, quien además encabeza por el gobierno una comisión sobre los cambios iniciados en 2008, aseguró hace tres meses que "la población no será perjudicada por la unificación monetaria". Explicó que "los precios de los productos que hoy se venden de forma normada", o sea los subsidiados por el Estado, "continuarán siendo los mismos y seguirán siendo garantizados en la entrega" "La población puede tener toda la confianza en los bancos cubanos pues será mantenida la capacidad de sus depósitos actuales, en las dos monedas" expuso. Aún las autoridades no han anunciado si la tasa de cambio actual entre las dos monedas se mantendrá o no el día "cero". No obstante, el balance actual entre demanda y oferta en el mercado nacional parece visiblemente delicado y su alteración por una tasa cambiaria más benigna para la población, y consiguiente un exceso de circulante, puede llevar a una mayor escasez de mercancías en el mercado local, según criterios. Fuente: Ansa.it

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985