Grandes artistas norteamericanos estarán en Cuba para el Festival Internacional de Ballet

Este artículo es de hace 5 años
El evento llevará figuras mundiales como Julio Boca y será el inicio de la despedida de los escenarios de estrellas como Paloma Herrera. Programado entre el 28 de octubre y el 7 de noviembre, la cita que dirige la legendaria prima ballerina assoluta cubana Alicia Alonso atraerá a los escenarios de la isla a representantes de 28 países en puestas de ballet, estrenos coreográficos, clases magistrales y toda suerte de actividades relacionadas con este arte. "Es un festival muy variado, que tiene de todo, moderno, cosas de hoy en día y clásicos", dijo emocionado el jueves a periodistas durante la conferencia para presentar el programa, el escenógrafo del Ballet Nacional de Cuba, Salvador Fernández. Entre los invitados a esta, la 24ta edición, estarán los miembros del Ballet Hispánico de Nueva York, la Pontus Lidberg Dance y el American Ballet Theatre de Estados Unidos; así como personalidades del Ballet de la Opera de Niza, el Real de Dinamarca y el estable del Teatro Colón. Coreógrafos como el norteamericano Zane Wilson, el primer bailarín Win Vanlessen, su colega ucraniano Iván Putrov, el español Gonzalo García y el cubano Joel Carreño estarán entre los atractivos del programa junto a la boricua Laura Valentín, la portuguesa Filipa de Castro, la italiana Caludia D'Antonio y la isleña Viengsay Valdés. El festival bienal creado hace 54 años es considerado uno de los más rigurosos y atractivos tanto para las figuras invitadas como para los baletómanos del continente. El historiador del Ballet Nacional de Cuba Miguel Cabrera destacó que en sus más de cinco décadas el foro ha convocado a artistas de primer nivel de 61 países, a unas 73 compañías y más de un millar de invitados y que ha presentado unos 981 estrenos coreográficos. "Esta ha sido una cita para ver el arte danzario mejor", comentó Cabrera. Aunque la fecha de realización coincide con la temporada de muchas compañías, en esta ocasión sobresale la presencia de las estadounidenses, que en ocasiones anteriores se vieron limitadas debido a las tensiones políticas entre Washington y La Habana. Las relaciones en ballet entre ambos países suelen ser fluidas e históricas, al punto que la propia Alonso se formó y alcanzó parte de su fama mundial en Estados Unidos, destacó Heriberto Cabezas, uno de los organizadores del festival, quien indicó además que en esta ocasión las licencias que Washington exige a sus ciudadanos fueron entregadas de manera "más flexible". Fuente: Pulzo.com

Este artículo es de hace 5 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.