Bloguero Harold Cárdenas marcha a Nueva York a estudiar Foto © Facebook/Harold Cárdenas Lema

Bloguero anticapitalista cubano recibe una beca para estudiar en Estados Unidos

Este artículo es de hace 3 años

El joven bloguero oficialista cubano Harold Cárdenas se encuentra en Nueva York para cursar un máster en Asuntos Internacionales y “estudiar en sus entrañas”.

Así lo ha informado él mismo en su perfil en Twitter, donde habitualmente comparte las publicaciones del blog La Joven Cuba, del que es cofundador.

Conocido por haber fundado la Red de Jóvenes Anti-capitalistas en Cuba, Cárdenas ha sido beneficiario de una beca para estudiar el Máster en la School of International and Public Affairs (SIPA) de la Universidad de Columbia.

Según cuenta él mismo en un post del blog que coadministra, estará dos años en “las entrañas del monstruo” pues “después de siete años escribiendo sobre los problemas internos, es hora de centrarse en el otro obstáculo principal de Cuba: el bloqueo”.

La noticia, como cabía esperar, no ha pasado inadvertida en las redes sociales, donde no pocos han reparado en la falta de congruencia que implica ser un acérrimo anticapitalista y en cambio beneficiarse de un programa de becas financiado por un sistema que tantas críticas le han valido al joven.

Tampoco ha dejado de aludirse a lo que implica, en términos de las propias contradicciones y disparidades de la sociedad cubana -donde las voces opositoras son denostadas por ir a cursos, congresos o eventos "financiados por 'el imperio'"- el hecho de que el joven declare que “El día que Trump ganó las elecciones decidí irme a estudiar al extranjero” como si eso fuese algo permitido y de fácil consecución para todos los jóvenes cubanos.

Que sus motivaciones principales para 'decidir' (él puede decidirlo) estudiar en Estados Unidos sean “centrarse en el otro obstáculo principal de Cuba: el bloqueo” o que asegure que “Cuando esté en Cuba criticaré lo que deba ser criticado, cuando esté en Nueva York defenderé lo que merece ser protegido” no hacen su proyecto más legítimo ni defendible que el de cualquier otro joven cubano que desea o tenga la esperanza de estudiar también en el extranjero.

Que a Cárdenas no le preocupe “ahora decir en Nueva York que soy socialista y defiendo la Revolución” ¿no debería, acaso, llevarlo a cuestionarse su propio anticapitalismo y las posturas que tanto defiende? ¿Que una persona abiertamente contra un sistema pueda beneficiarse de sus instituciones, sus programas y proyectos de estudio no debería llevarlo a pensar sus propias inconsistencias y reevaluar el objeto de sus críticas? Que en Cuba sea impensable que un joven estudie en cualquier institución académica declarándose pública y abiertamente anticomunista o antisocialista ¿no debería, tal vez, ser un argumento de peso para dirigir sus críticas a otro lugar?

Este artículo es de hace 3 años

Archivado en:

Comentarios

Playlist de videos en CiberCuba



¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985