Cuentapropismo en Cuba

En 2010 el gobierno de Raúl Castro aprobó 178 categorías de autoempleo, que luego han sido ampliadas a más de 200 modalidades, lo que ha permitido un auge de la pequeña propiedad privada en Cuba.

Actualmente, hay alrededor de 556 000 cuentapropistas en el país. Según datos oficiales, el 31 % de los trabajadores autónomos son jóvenes, el 32 % mujeres, el 16 % pertenece además al sector estatal y el 11 % son jubilados.

Entre las actividades más representativas se encuentra la elaboración y venta de alimentos, el transporte de carga y pasajeros y el arrendamiento de viviendas, habitaciones y espacios.

Según el destacado economista cubano Carmelo Mesa-Lago, "si al sector no estatal, en lugar de someterlo a tantas restricciones, impuestos, inspecciones y multas, se le diera más libertad habría un enorme crecimiento de la economía cubana y del bienestar".