Padre cubano: "Tuve que dejar de comer para alimentar a mi esposa embarazada"


Las carencias económicas que sufren los cubanos y el insuficiente plan del Gobierno de Cuba para aumentar la natalidad se han convertido en el mayor enemigo para criar y mantener a los hijos.

"Tuve que dejar de comer para alimentar a mi esposa embarazada. Las cosas que necesita un bebé están por encima del pago salarial", confiesa en un duro relato un ciudadano de la isla.

Los precarios sueldos son el otro obstáculo que se encuentran los cubanos para que la familia crezca. Todo este escenario de dificultades ha llevado a muchas parejas de la mayor de las Antillas a posponer el nacimiento de los hijos.

No ad for you


Comentarios

Información importante sobre la privacidad

Para seguir navegando debes aceptar nuestra política de Cookies, que mejora la experiencia en la navegación, analítica web y publicidad de nuestro sitio web.

Más información sobre nuestra política de privacidad.