Carteles de cine cubano. Foto © ICAIC

Las 9 películas que más necesitan ver los cubanos

Este artículo es de hace 2 años

A los cubanos, adoradores e insaciables consumidores del cine de Hollywood, por lo general también les gusta el cine que se hace en Cuba; y tiene que ser así porque la verdad es que la Isla cuenta con verdaderas joyas cinematográficas que constituyen un trascendental legado del país a la filmografía y cultura latinoamericana y universal.

En la mayor de las Antillas se hizo cine desde principios del siglo XX, pero en honor a la verdad la llamada “época de oro del cine cubano” se produjo luego de 1959. En especial en su primera década 1959-1969 donde los dos directores reconocidos como los mejores que ha tenido el cine cubano: Tomás Gutiérrez Alea (Titón), Humberto Solás, produjeron sus dos mejores películas en 1968: Memorias del Subdesarrollo y Lucía respectivamente.

Son dos filmes que todos los cubanos necesitan ver alguna vez en su vida y también los no cubanos que quieran conocer lo mejor de la filmografía de la Isla y a la Isla misma.

1. Memorias del Subdesarrollo

Declarada como obra maestra e ícono del cine cubano. Fue seleccionada por la Federación Internacional de Clubes de Cine como una de las 100 mejores películas de todos los tiempos, en la segunda edición de la Guía del New York Times se le consideró como una de las 1000 mejores películas que se han hecho en el mundo; el Instituto Británico de Cine la definió como el 144 largometraje mejor de la historia, en 2012. Los seguidores del portal Noticine.com la eligieron como la mejor película el cine latino, que se haya realizado jamás.

Se trata de una historia que solo trasciende por suceder en los días revueltos del inicio de la Revolución en que las contradicciones llegaron al clímax. Consiste en un monólogo interior del personaje, un burgués diletante que decide quedarse en Cuba, a quien, según el propio Alea tendemos a rechazar, pero en el cual descubrimos también aspectos de “la realidad que nos rodea. A veces a través de él. Otras veces por contraste con él.

Su actitud de espectador con un mínimo de lucidez nos mantiene despierto el sentido crítico. Al mismo tiempo sus apreciaciones, a veces hipertrofiadas y, en todos los casos, subjetivas de la realidad, serán objeto también de nuestra actitud crítica."

2. Lucía

Resultó ser seleccionada por la crítica mundial entre las diez cintas más relevantes del cine iberoamericano y también una de las diez películas antológicas del cine del Tercer Mundo. Narra, en tres episodios diferentes, las historias de tres mujeres cubanas llamadas Lucía que viven en tres momentos distintos de la historia de Cuba: la guerra de independencia en la etapa colonial, la década de 1930 y la década de 1960.

3. Fresa y Chocolate 

Realizada en 1993. La primera película cubana nominada a los premios Oscar. Basada en el cuento El Lobo, el bosque y el hombre nuevo, del autor cubano Senel Paz, quien también escribió el guión del filme. Otro de los más significativos que hay que ver.

Sin dudas la más destacada de la década final del siglo XX. También de Tomás Gutiérrez Alea, esta vez con Juan Carlos Tabío. Aborda una amistad que surge entre dos hombres, un homosexual culto y un joven comunista y heterosexual, y se sitúa por encima de la intolerancia sexual y las diferencias ideológicas.

4. La Muerte de un Burócrata

De 1966, también de Gutiérrez Alea. La más profunda crítica y el mayor ridículo a que pueda exponerse a la burocracia, mediante el más genial e hilarante humor criollo, es el regalo de esta película inolvidable. El Tío Paco fallece, sus compañeros deciden que el mejor homenaje que pudiera hacérsele es enterrarlo con el carnet laboral.

Esto, en cambio, impide a la familia cobrar la herencia del fallecido, a menos que puedan desenterrar su cadáver y mostrar el documento que acredita su condición de trabajador, y justo para alcanzar este fin se desarrolla un desordenado torbellino burocrático, matizado con escenas que te dejan sin aliento de tanto reír.

5. Vampiros en La Habana

Tampoco te puede faltar, de Juan Padrón. Filme animado donde dos grupos de mafiosos vampiros luchan por apoderarse del Vampisol. Noticine.com, en 2009, en una encuesta mundial, la ubicó como la película número 50 entre las cien mejores cintas del cine iberoamericano.

Para reír y deleitarte con la insuperable trompeta de Arturo Sandoval y la música, que es otro personaje.

6. Conducta

Dirigida en 2014 por Ernesto Daranas. Una película intensa y desgarradora, de profundo contenido social. Narra la historia de Chala, un niño de 11 años que vive y crece con una madre alcohólica y drogadicta, entrenando perros de pelea para sostener el hogar. El pequeño mantiene una relación de profundo respeto hacia su maestra de sexto grado, Carmela.

Ésta enferma y se ausenta de la escuela. La maestra sustituta no es capaz de entender al aula ni al niño y lo envía a una escuela de conducta. Al volver Carmela se opone y la relación entre Chala y ella se hace aún más profunda.

7. Clandestinos

De otro grande entre los directores cubanos, Fernando Pérez. Cuenta la historia de amor entre Ernesto y Nereida, pertenecientes a un grupo de jóvenes que en la década de 1950 se enfrentaban clandestinamente al Gobierno de Fulgencio Batista.

El amor de ambos en medio de la lucha armada condiciona su trágico destino. Es una película intensa que no te cansas de ver. La música del compositor Edesio Alejandro es un personaje crucial del filme. Su escena final está considerada como una de las más logradas del cine cubano.

8. Lista de Espera

Una graciosa comedia de Juan Carlos Tabío realizada en el año 2000. Cuenta cómo en una terminal de ómnibus en el centro de Cuba, la cola de pasajeros aumenta sin cesar pues todos los autobuses pasan repletos. Solo resta esperar a que se repare el único vehículo de la terminal, que puede partir hacia oriente u occidente alternativamente. Los pasajeros con destino a La Habana lo abordan a la medianoche y el ómnibus se rompe definitivamente.

El administrador expresa que no hay solución y que se cerrará la terminal. Casi todos se marchan pero un pequeño grupo decide quedarse y arreglarlo por ellos mismos. Va surgiendo entonces una tierna y extraña historia en la que la mayoría va encontrándose con lo mejor de sí mismos.

9. Guantanamera

Igualmente de Tomás Gutiérrez Alea y Juan Carlos Tabío. Una graciosa comedia satírica acerca de la vida en la Isla. Van por una misma ruta un camión y un cortejo fúnebre atípico integrado por un anciano enamorado de la difunta, un funcionario y su esposa, Gina. El cortejo cumple con un plan de ahorro para trasladar a los difuntos, dispuesto por el estado.

En el camión va además Mariano, seductor incorregible y su aliado Ramón. Mariano resulta haber sido alumno de Gina en la universidad, de quien estaba enamorado. Un montón de situaciones divertidas suceden en el trayecto y la relación entre Marino y Gina se va haciendo más estrecha hasta que terminan tomando una determinación.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985