Los usos del paquete en Cuba Foto © CiberCuba

Todo lo que hacen los cubanos con el paquete

Este artículo es de hace 2 años

Lo más curioso en el caso que nos ocupa es que la utilidad casi nunca tiene que ver con el contenido del paquete en sí; de hecho no se necesita siquiera de un contenido, y eso porque de lo que aquí se trata es de la utilidad que el cubano le ha encontrado a la palabra paquete.

Como ya debes haberte percatado, en el español de Cuba esa vocablo y muchos otros se emplean de manera muy diferente a como es usado en otros países hispano parlantes.

Para un cubano aguantar paquetes no significa sostener bultos con las manos, para él eso es igual a soportar cosas desagradables, pesadeces, pedanterías.

Si algo está de paquete es que está nuevo. Así que cuando le escuches a alguien en la isla decir que le arreglaron algo y quedó de paquete, es porque quedó como si fuera nuevo. Pero no solo se emplea para referirse a cosas, sino también para señalar que una persona está en muy buenas condiciones físicas, muy arreglada, acicalada, vestida elegantemente. En este último caso acostumbra decirse además que está de coba, o de “aro, balde y paleta” (fragmento de la poesía Los Zapaticos de Rosa, de José Martí).

Largar el paquete, por otro lado, es sinónimo de parir. Lo que no debe confundirse con soltar el paquete, que indica que una persona le deja a otra toda la responsabilidad sobre una tercera o una situación difícil o nada grata. Por ejemplo, “a ese presidente no le da tiempo a cumplir lo que prometió, lo que hará será soltarle el paquete al siguiente”. Se emplea igualmente para decir que alguien quiere salir de un problema molesto. Se trata aquí de quien mantiene una situación por compromiso, pero lo que en realidad quiere es librarse de ella de una vez.

Se traga un paquete, en cambio, quien se deja engañar. No hay cubano que no sepa que un paquete, un globo, una guayaba, un tupe, un tacle, una turca son la misma cosa: una mentira. Puede ser igualmente una cosa mediocre o aburrida. Y bueno, el que mete un paquete, por supuesto, es el que engaña.

Ahora, si algo o alguien es un paquete, es porque resulta muy pesado e indeseable. Una espina enterrada en el pie es un paquete, una persona antipática igual lo es, y eso es lo mismo que ser un balín, un bofe, una bomba, un chorro de plomo, un colagogo, un doble nueve (ficha del dominó), un hígado, un puente roto, un purgante, una sangre de chinche, un vómito de perro.

Pues estos y otros usos cubanos del paquete y muchos otros términos, puedes encontrarlos en dos diccionarios muy interesantes editados en 2016 y 2017, respectivamente, por las editoriales de Ciencias Sociales y Letras Cubanas: el Diccionario Ejemplificado del Español en Cuba y el Diccionario de Frases Populares en la Literatura Cubana.

No se puede olvidar un último paquete muy apreciado por los cubanos. ¿Cuál?

Uno exclusivo de la Isla: el que se refiere un gran cúmulo de materiales audiovisuales y digitales actualizados: series, películas, noticias, documentales, novelas, anuncios de todo tipo, oferta de servicios, etcétera, que se copian a cambio de dinero en dispositivos de almacenamiento masivo para ser consumidos en casa, como fuente alternativas información y entretenimiento, ante la limitada y pobre televisión nacional y la falta de acceso masivo y libre a internet en los hogares cubanos.

Puedes seguir a CiberCuba Entretenimiento en Facebook, Instagram o Youtube.

Este artículo es de hace 2 años

Archivado en:

Playlist de videos en CiberCuba


Comentarios


¿Tienes algo que reportar? escribe a CiberCuba:

editores@cibercuba.com

 +34621383985