Características del modo de comer de los cubanos | Foto © Pixabay creative commons

Tres características del modo de comer de los cubanos

La cocina cubana, como elemento de expresión de nuestra cultura, está marcada por una profunda influencia española y africana. Sin embargo, cuando un cubano llega a Europa, cree que encontrará una manera de comer similar a la suya y sufre una gran decepción al descubrir que existen distancias insalvables.

Los europeos suelen comer los alimentos por separado. Por una parte, la ensalada. Luego el plato principal con una ligera guarnición. Las frutas como postres. Y qué decir poner un platanito en medio de la comida, eso es sacrilegio.

¿Qué dicen los antropólogos?

Inmediatamente te ves obligado a hacer un análisis de tus modos de comer y un estudio preliminar de qué hay en esta nueva cultura que puedas agregar a tu dieta sin parecer un bicho raro en tus comidas sociales. Sí, en tus comidas sociales, porque seamos honestos, la tradición dentro de casa perdura, a menos que te vayas a un lugar muy hostil donde no exista el arroz, ni se coma carne de cerdo.

No ad for you

La antropología es la ciencia que estudia las expresiones sociales y culturales de las comunidades humanas. Los estudios de antropólogos cubanos han determinado que existen aproximadamente diez características singulares en nuestro modo de comer. Hoy te comentaremos tres importantes, porque inciden directamente en la salud.

Grasas, azúcar y carne, mucha carne

La primera es el consumo abundante de grasas y de azúcar refino. Por eso no es nada raro ver la botella de refresco de cola en la mesa sustituyendo al vino o al agua. Tampoco te parece extraño comprar las cajas de pastelitos de guayaba, ni echar una cucharada de manteca de puerco para aderezar la harina. Vaya que, si invitas a un europeo a comer en tu casa, es probable que salga un poco asustado, porque de su lado del mar, todo eso es muy poco sano.

La segunda característica que tenemos es un bajo consumo de frutas y hortalizas. Una gran contradicción porque en nuestro clima tropical las condiciones son ideales para el cultivo de frutales de excelente calidad. Y cuando piensas qué frutas comes, todo se reduce a mango, guayaba, mamoncillo y un poco de melón.

La tercera característica es la preferencia de la carne de cerdo. Evidentemente tiene una estrecha relación con la primera. Está determinada por múltiples factores: culturales, sociales y políticos. Pero lo cierto es que esta carne se arraigó en nuestro paladar colectivo de una manera tal que nadie, o casi nadie, puede pasar una semana sin pensar en un bistecito de puerco encebollado.

El consumo de grasas debe ser equilibrado con el consumo de frutas y verduras. Demasiadas grasas saturadas como las que encontramos en embutidos -jamones, chorizos y otros derivados del cerdo-, pueden ser muy perjudiciales a la salud humana. Come a lo cubano, disfruta tu comida tradicional, pero no descuides tu salud. Recuerda que el éxito en la vida está en encontrar el equilibrio.

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.