El Martí yacente | Foto © http://www.vanguardia.cu

El Martí yacente

Siempre recordaré de aquella tarde, el instante en que mi padre me dijo, “mira ahora”. Levanté la vista y descubrí un rostro de cara al sol dibujado en el horizonte. Descendíamos una montaña por la carretera, no sé cuanto duró la vista, pero me pareció curiosa, mágica y eterna. Desde un lugar que los pinareños llaman Sitio del Infierno, se puede ver la cima de varias elevaciones que en su conjunto conforman del rostro de Martí de cara al sol.  A este maravilloso paisaje natural se le conoce como El Martí yacente.

El Martí yacente es un paisaje natural de Pinar del Río

No existe una señal para definir la ubicación de El Martí yacente, porque es un conjunto montañoso que visto desde un ángulo particular conforma una silueta en el horizonte. Se ha bautizado de esta manera por su similitud con el rostro de José Martí, Héroe Nacional de la República de Cuba.

Se dice que existe un único punto posible para contemplarlo en su máxima expresión, en la cima de una elevación situada en la carretera que enlaza la comunidad El Moncada con el poblado de Viñales. Su descubridor fue el científico cubano Onaney Muñiz Gutiérrez (1937-2008) durante una exploración a pie a la Sierra de Quemados, en 1971, cuando aún no existía la carretera.

No ad for you
Martí yacente / http://www.guerrillero.cu

Onaney Muñiz, botánico y geógrafo cubano

Muñiz fue destacado botánico, profesor y explorador cubano que desarrolló sus investigaciones en el Herbario de la Academia de Ciencias de Cuba, llegando a ser su director. El 19 de octubre de 1991 publicó un artículo en el Periódico Guerrillero, titulado “Martí yacente” en el que decía:

“Años atrás, al explorar a pie el territorio que se extiende entre la Sierra de Quemado y el Valle de Viñales, llegué extenuado al Sitio del Infierno, donde me refugié del fuerte sol en la modesta sombra de un pino. Allí, al disfrutar con detenimiento lo visual hacia el este, quedé agradablemente sorprendido por un conjunto de formas de la naturaleza, distante de allí varios kilómetros, que resultaba de alto interés, pues en el tramo del horizonte correspondiente a la Sierra de la Guasasa, la peculiar silueta de los mogotes coincidía con la forma del perfil de un rostro con los rasgos de José Martí, era como si estuviera viendo al héroe yacente de cara al sol, en una escala descomunalmente grande”.

Según los estudios realizados posteriormente, la figura está compuesta por cuatro cumbres ubicadas en la zona conocida como Sierra Guasasa. Las elevaciones se ordenan de modo tal que dibujan la frente, la nariz, el bigote y la barbilla de José Martí. La altura de los picos oscila entre los 350 y los 440 metros sobre el nivel del mar. El rostro de Martí solo puede ser divisado desde la distancia y en un único sitio.

El Sitio del Infierno es un mirador natural

Mucha simbología envuelve a este mágico lugar. Montañas que dibujan el rostro al sol del más universal de los cubanos, pero que solo puede ser visto desde el Sitio del Infierno. Más vale no darle vueltas al asunto y quedarnos con la hermosa experiencia de la contemplación. Quizás por eso la Sociedad Cultural José Martí en Viñales impulsó la creación de un mirador natural.

El Mirador de Sitio del Infierno es utilizado como zona de excursiones escolares y espacio turístico para quienes van a disfrutar del paisaje natural. En esta región la Sociedad Cultural José Martí desarrolla su conocida siembra de bosques martianos, a partir de la plantación de especies descritas por el Apóstol en su Diario de Campaña. Existe además el proyecto de colocar una escultura realizada en bronce por la artista cubana Rita Longa, que se conserva en el Museo General de Pinar del Río. Se prevé que sea colocada en la misma posición en que se puede observar el accidente geográfico.

Martí yacente / http://www.radiorebelde.cu

El Martí yacente es un paisaje natural que recoge el espíritu martiano

El Martí yacente recoge el espíritu martiano como ningún otro panteón levantado en su honor. Las montañas ya estaban allí antes de que él existiera, es una maravilla reconocer en el horizonte su rostro grabado en un paisaje único. Es sin lugar a duda la más fiel expresión de la filosofía del Maestro, su manera de ver el mundo y su imbricación con la naturaleza.

Muchos Versos Sencillos podrían terminar este artículo y quizás con mayor carga de simbolismo. Pero no puedo evitar decir los más conocidos, porque no imaginó Martí el alcance de sus palabras cuando dijo: “En los montes, monte soy”.

Cargando ...

Comentarios

Siguiente artículo:

Privacidad y uso de cookies:

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad del sitio y entregar contenido y publicidad adaptados a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.